1. ¿Qué es la diabetes infantil? ¿Cuántos tipos existen?

La diabetes infantil es el proceso endocrinológico más frecuente en los niños. Se pueden distinguir dos tipos: la tipo 1, que se va a producir como consecuencia de la destrucción de las células encargadas de fabricar la insulina; y la tipo 2, mucho menos frecuente en el pequeño, producida como consecuencia de una resistencia de los tejidos a la misma.

2. ¿Cómo se manifiesta tanto la tipo 1 como la tipo 2?

Nos vamos a referir especialmente a la tipo 1, ya que la tipo 2 es menos frecuente y se va a dar más en niños con sobrepeso u obesidad favorecida por el sedentarismo. Los síntomas de la primera van a ser muy variables. La forma de presentación clásica sería la de un menor que orina mucho (poliuria), come mucho (polifagia), bebe mucho (polidipsia) y, sobre todo, pierde peso. Otro caso más grave es la presentación en forma de coma (coma cetoacidótico) y, en ocasiones, se detecta de forma casual porque el niño va al médico por algún motivo. Éste le hace unos análisis y en ellos aparece una alteración de la glucosa. Lo más importante es sospecharla lo más precozmente posible para tratar de evitar la aparición del coma diabético.

3. ¿Por qué está aumentando el número de casos en España?

Si nos referimos a la diabetes tipo 1 no sabemos muy bien el motivo por el se produce este incremento. Sí conocemos que existe una gran variabilidad en la incidencia entre países y en poblaciones de distinto origen étnico. Los picos de mayor incidencia se producen a los dos años, entre los cuatro y los cinco y entre los diez y los 14, pero se desconoce la causa. La incidencia en nuestro país es variable dependiendo de las diferentes comunidades autónomas. El aumento creemos que se debe al mayor conocimiento de la enfermedad, lo que hace que el diagnóstico sea más precoz, cosa que antes no ocurría ya que la mayoría se detectaba cuando llegaba al coma cetoacidótico. Otro caso es en la diabetes tipo 2, donde el sedentarismo, la mala alimentación y la comida basura han hecho que aumente el sobrepeso y, como consecuencia, ésta.

4. ¿Cuáles son los factores de riesgo que se deben de tener en cuenta a la hora de enfrentarse a esta enfermedad?

La diabetes tipo 1 es una enfermedad de origen inmunológico, por lo que al desconocer las causas que desencadenan este mecanismo (genes, infecciones, alimentación, etc.) poco podemos hacer actualmente para prevenirla. Distinto es el caso de la diabetes tipo 2, en la que una adecuada alimentación y actividad física habitual sí pueden evitarla.

5. ¿Cuál es el objetivo de la Unidad de Diabetes Infantil que incorpora el Hospital Quirónsalud Córdoba?

Aunar a todos los profesionales dedicados al tratamiento del niño diabético (médico especialista, enfermera educadora, dietista y psicólogo) para lograr un buen control de la enfermedad y, de esa forma, tratar de evitar o retrasar la aparición de las complicaciones que la misma puede conllevar.

6. ¿Por qué ha surgido? ¿Cuál es su principal cometido?

Esta unidad nace para paliar las necesidades del niño diabético y de su familia con el fin de facilitar el buen control y seguimiento de la enfermedad, así como mejorar la calidad de vida del paciente y sus allegados.

7. ¿Qué novedades incorpora?

El tratamiento integral tanto del niño diabético como de su familia. Tenemos que pensar que la mayoría de las veces el menor, por su edad, no puede controlar la enfermedad. Es por ello que resulta imprescindible la formación diabetológica de la familia.

8. Esta nueva unidad contará con un Hospital de Día. ¿Qué ventajas tiene su apertura para los pequeños?

Evitar ingresos en plantas de hospitalización. Por ejemplo, en caso de que el niño se descontrole por una enfermedad ingresará en dicho centro, donde el seguimiento lo hará un especialista. El Hospital de Día se utilizará para enseñar al niño y a la familia las técnicas de administración de insulina, así como el control correcto de la glucemia. Además, será el lugar donde se implanten los sensores de niveles de glucosa o se pongan las «bombas de infusión continúa de insulina (ISCI)». La duración máxima de la estancia en el mismo nunca será superior a las 12 horas.

9. ¿Por qué resultan tan importantes el diagnóstico y el tratamiento de las hipoglucemias?

Las hipoglucemias graves puede hacer que el enfermo diabético entre en coma (coma hipoglucémico). En cambio, las leves pero mantenidas y/o repetitivas pueden acabar produciendo daño cerebral, ya que el órgano es muy sensible a la falta de glucosa.

10. ¿Qué tipo de alimentación debe llevar un niño diabético?

Yo plantearía la pregunta de otra manera ya que la alimentación del niño diabético es la que deberíamos llevar todos. Se trata de una dieta sana con restricción de las hidratos de carbono de absorción rápida (azúcares) y de grasas saturadas. El pequeño tendrá la misma alimentación que la de uno sano, con la única diferencia de que será controlada para así poder administrar la dosis adecuada de insulina.




Fuente: La Razón

A %d blogueros les gusta esto: