Los grandes países de Europa ya tienen su postura decidida. Quieren elecciones inmediatas en Venezuela y están dispuestos a jugar sus cartas para conseguirlo, incluido un ultimátum a Maduro. Si no las convoca reconocerán como presidente del país a su opositor, al autoproclamado Juan Guaidó. Ahora lo que intentan España, Francia y Alemania entre otros es que este planteamiento se convierta en posición común de la UE.

Es por ello que en la reunión del COPS (Comité de Política y Seguridad) de ayer, España propuso pasar de la extrema prudencia de la declaración que la UE formuló el miércoles, en que se pedían elecciones y se daba apoyo a la Asamblea Nacional pero sin plantear reconocer a Juan Guaidó como presidente, a una postura más contundente que incluyera este reconocimiento si Maduro no convoca elecciones. Y los plazos que se barajan son cortos: ocho días para el anuncio de los comicios fue el período más citado en la reunión.






Los 28 preparan una declaración conjunta que puede fijar 8 días de plazo para convocar las elecciones

A pesar de que la propuesta contó con el apoyo mayoritario de los 28, la elaboración precisa del documento está aún en curso por parte de la Alta Representante y las diplomacias de los estados. Es cuestión de fijar el plazo exacto que se otorga para el anuncio de la convocatoria de elecciones y la relación que se establece entre este plazo y la adopción de otras medidas, entre las cuales se espera que aparezca el reconocimiento de Guaidó. En este caso, se trataría de aceptarlo como presidente interino encargado de convocar las deseadas elecciones, y de asegurar que se puedan realizar de acuerdo con los mínimos estándares democráticas

La verdad es que hace meses que la UE reclama elecciones en Venezuela, dado que no acepta la validez de las últimas, en mayo del 2018, que llevaron a Maduro a la presidencia. Por ello, ningún ministro europeo asistió a la toma de posesión de Maduro como presidente el pasado 10 de enero. Vista la falta de resultados de sus peticiones de nuevos comicios, ahora las acompañan de una advertencia, de reconocimiento de Guaidó. La postura favorable de los grandes quedó claramente reflejada tanto en la reunión de embajadores en Bruselas como en distintas capitales. Lo hizo el ministro español, Josep Borrell, en Madrid, afirmando que en este tema, España no iba a remolque, si no que estaba remolcando a la Unión Europea. También en Berlín, el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, dijo que abogan “por reconocer a Juan Guaidó como presidente interino del país, si no se producen esas elecciones libres y justas de forma inmediata”. Y el ministro francés de Asuntos Exteriores, Jean-Yves Le Drian, pidió elecciones y confió que se conseguiría una postura europea común.





Mientras, a lo largo del día siguió la presión de los populares europeos para forzar el reconocimiento de Guaidó. Un grupo de 29 eurodiputados de 4 grupos políticos, aunque la gran mayoría eran populares y liberales, enviaron una carta a la Alta Representa de la UE pidiendo reconocerlo. De los firmantes, un tercio eran españoles, miembros del grupo popular y el liberal que se han movilizado para que la UE tome medidas más drásticas respecto a la situación en Venezuela.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: