El Barcelona cerrará el campeonato en Eibar en un partido que, por el perfil del adversario, servirá como banco de pruebas para la final de la Copa del Rey del 25 de mayo. En este sentido, Ernesto Valverde presentará una alineación muy aproximada, sino calcada, a la que jugará en el Benito Villamarín. Será el último capítulo de una temporada que el entrenador considera “muy buena” a pesar de lo que calificó de “batacazo” en la Champions League.

Tanto Valverde, que asegura que se siente con fuerzas para seguir, como el presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, han garantizado la continuidad en el banquillo del Camp Nou, aunque el club plantea una reformulación de calado en la plantilla que ha empezado con el fichaje de De Jong. El técnico no quiere profundizar en esta cuestión antes de que finalice el curso.






El técnico se muestra hermético sobre la posible incorporación de Griezmann al Barcelona

“No sé la cantidad de fichajes que puede haber”, declaró Valverde. “Es una cuestión interna del club. Yo soy una parte del club pero hay otras partes que tiene que opinar”, prosiguió. Así, dejó en el aire la carpeta de Griezmann utilizando el comodín habitual: es un jugador que pertenece a otro club. “ Es un gran jugador, siempre lo hemos dicho y ya está”, zanjó. Si al final viene al Barcelona ya se verá”.

A expensas del desenlace de la Copa en la final contra el Valencia, Valverde efectúa un primer balance del curso, y es francamente optimista. “La temporada ha sido muy buena, esa es la realidad”, evaluó, antes de aplicar el matiz europeo: “Se nos ha estropeando bastando por como hemos caído en la Champions, pero hemos podido llegar hasta este mes de mayo con posibilidades de ganar las tres competiciones, que era nuestro planteamiento a comienzos de año”.

Valverde insta a olvidar el desastre de Liverpool y fijarse en el título que queda por disputar, mientras sigue trabajando en la recuperación anímica de una plantilla muy afectada anímicamente. ¿Cómo funciona el tratamiento? “Estamos bien, cada día mejor”, indica. “No vamos a obviar que los días posteriores a una eliminación siempre son duros para un equipo acostumbrado a tener pocas eliminaciones y a perder pocos partidos”.


Valverde califica de “batacazo” la eliminación en Liverpool, pero califica la temporada azulgrana como “muy buena”

El técnico, que subrayó el valor de un posible doblete, aprobó el resultado del primer año de aplicación del VAR, si bien matizó que la tecnología no va a acabar con las polémicas interesadas y que las interrupciones que ocasiona influyen en el ritmo del juego: “Ha habido momentos en que esas consultas que duran cinco minutos te condicionan en lo que va a ocurrir después. Estos parones te condicionan en que el partido vaya fluido”.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: