La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, ha anunciado hoy la financiación de la primera terapia celular CAR-T en el Sistema Nacional de Salud (SNS). Aunque en un principio su autorización se limita a los tratamientos contra la leucemia linfoblástica aguda de células B refractaria y para el Linfoma B difuso de célula grande, es un primer paso para incorporar este nuevo avance médico en los hospitales españoles.

Si hace sólo unos años nos preguntábamos qué era ese abordaje terapéutico del que tanto hablaban los oncólogos llamado inmunoterapia y que hoy ya es conocido por muchos enfermos, ahora debemos comprender qué es la terapia celular CAR-T. De forma simplista podemos decir que es una “evolución” de la inmunoterapia -estimula los anticuerpos del paciente para que su propio “ejercito” actúe frente al tumor ya que esta nueva técnica lo que hace es activar los linfocitos de la sangre para que ataquen a la leucemia -un tipo de cáncer específico de la sangre-. “Son linfocitos T modificados genéticamente para expresar receptores quiméricos contra las células de la leucemia. Reconocen los antígenos en la superficie de las células leucémicas y las destruyen”, explica Ana Villegas, hematóloga del Hospital Clínico San Carlos y que coordinó la primera sesión científica que la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) realizó para abordar los retos de esta nueva terapia.

Por el momento, las células CAR-T se han utilizado en niños y adultos jóvenes con leucemia aguda linfoblástica (LAL) en recaída o refractariedad, con resultados muy esperanzadores. En términos generales, se obtienen remisiones completas del 90% y una supervivencia libre de enfermedad del 67% a los seis meses. Los resultados de un estudio multicéntrico en el que han participado 75 niños y jóvenes con LAL en recaída o refractariedad muestran que con una sola dosis de células CAR-T anti-CD19 se obtienen remisiones del 81%, según el trabajo que se publicó en The New England Journal of Medicine.

La ministra ha realizado el anuncio en el acto de presentación del “Libro blanco de la terapia celular en España”, de la Red de Terapia Celular Española del Instituto de Salud Carlos III. Allí, ha recordado que su departamento ha desarrollado, en colaboración con las comunidades autónomas, sociedades científicas y asociaciones de pacientes, el Plan para el abordaje de las terapias avanzadas en el Sistema Nacional de Salud: medicamentos CAR. El objetivo de este programa es organizar de forma planificada, equitativa, segura y eficiente la utilización de estos medicamentosen unas condiciones que garanticen los estándares de calidad, seguridad y eficacia. De hecho, incorpora la visión estratégica de impulsar la investigación pública así como la traslación de ésta a la práctica clínica y la fabricación propia de los CAR académicos.




Fuente: La Razón

A %d blogueros les gusta esto: