Él no decide dónde juega cada jugador, simplemente sale a la pista y juega. Pero a un periodista le pareció oportuno preguntarle la opinión sobre el hecho de que a él le tocara jugar en la pista Central del All England Club y a la número uno del cuadro femenino, la australiana Barty, en la dos.

Nadal al comienzo respondió de una manera muy calmada, asegurando que no se podía esperar que su partido durase tan poco. Pero ante la asistencia del reportero soltó una frase que sonó a sentencia y generó una carcajada en toda la sala de prensa.

-Pero ella es la número uno…

Y yo el número dos y he ganado 18 Grand Slams.




Fuente: La Razón

A %d blogueros les gusta esto: