La protesta del campo llega a Madrid. Las principales asociaciones del sector (Upa, Coag y Asaja) han llamado a agricultores y ganaderos a concentrarse este miércoles a las puertas del Ministerio de Agricultura a partir de las 11.30. Denuncian la crisis que vive el sector y piden al Gobierno que busque soluciones a una situación que consideran insostenible. La movilización llega a la capital tras una semana de protestas en varias comunidades autónomas, principalmente en contra de los precios bajos y las amenazas de recortes en los fondos de la PAC, aunque existen otras razones que han contribuido al hartazgo del sector.

El sector se enfrenta a múltiples desafíos que, en su opinión, ponen en riesgo el futuro de la actividad. Uno de los principales de ellos es el desplome de los precios en origen que se pagan a agricultores y ganaderos, sobre todo en sectores como el aceite, pese a que después los productos se vendan mucho más caros los establecimientos de la gran distribución. A ello se añade un incremento de los costes de producción, que hace que el margen que se lleva el productor sea mínimo o que incluso registre pérdidas.

A los problemas internos se añaden los externos. Entre ellos está la renegociación de los fondos de la Política Agraria Común (PAC), que augura un recorte, los aranceles impuestos por la Administración estadounidense de Donald Trump, que golpean con fuerza los productos del sector primario, o la entrada en grandes volúmenes de exportaciones procedentes de terceros países a bajo precio y con estándares menores a los exigidos a los productos comunitarios, que los agricultores denuncian como competencia desleal.

El Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que a partir del 1 enero subió un 5,5% hasta los 950 euros al mes —tras el incremento del 22% acometido el año pasado—, ha sido el último ingrediente que se ha añadido a este cóctel explosivo. Los responsables de las organizaciones agrarias coinciden sin embargo en que no ha sido la razón de las movilizaciones, aunque temen que afectará a sectores de mano de obra intensiva como el de las frutas y hortalizas o el viñedo. 

Agricultores y ganaderos empezaron las movilizaciones la semana pasada. El primer día de protesta, el 28 de enero, salieron a la calle los trabajadores del campo de Galicia, Aragón y País Vasco. Al día siguiente se manifestaron los colectivos de Extremadura, donde hubo choques violentos con la policía, La Rioja, Andalucía y Castilla y León. Las protestas siguieron en otras comunidades, entre ellas Cantabria y Castilla-La Mancha, y este miércoles llegan a Madrid. La semana que viene seguirán en otras regiones, como Murcia y otra vez Andalucía.

El ministro de Agricultura, Luis Planas, anunció el pasado sábado la creación de una mesa de negociación con el sector agrario, que se reunió por primera vez este lunes. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este martes, Planas ha anunciado que citará a todos los actores involucrados en la cadena alimentaria, incluidos supermercados e industria, y ha asegurado que el Gobierno ya ha individuado una serie de iniciativas —desde el incremento de la dotación pública a los seguros agrarios a la modificación de la ley de la cadena alimentaria — para intentar paliar la crisis que vive el sector.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: