La moda y la prensa se fusionan en «¡Extra Moda! El nacimiento de la Prensa de Moda en España», exposición que cuenta cómo nace la prensa de moda desde hace 300 años, y en la que puede ver una chaqueta de Eugenia de Montijo o el primer número de «La pensadora gaditana», la primera revista femenina española.

A través de cien objetos, treinta y dos conjuntos de indumentaria, veinte publicaciones y veintiocho figurines, el Museo del Traje y Acción Cultural han articulado esta exposición que «demuestra que la prensa es el mejor aliado de la moda», ha explicado este miércoles a EFE Ana Cabrera Lafuente comisaria de la muestra junto a María Prego de Lis.

«La moda no existiría sin la prensa. La moda es la industria y su altavoz es la prensa», ha asegurado Cabrera Lafuente, quien reconoce que la moda es uno de los elementos que definen la cultura occidental y surge, tal y como la conocemos en la actualidad, en el siglo XVII en Francia.

¿Por qué surge la prensa de moda? La aparición de las revistas de moda se deben al auge de la industria textil, el auge del lujo y la llegada de nuevos tejidos y prendas», explica Prego de Lis, que sitúa el inicio de la muestra en el siglo XVI, la edad de oro de la edición de «libros de trajes», ilustraciones que reproducen el vestir en Europa en el siglo XV y XVI.

De esa época, destaca dibujos de Alberto Durero, «la edición de libros de trajes o ‘trachtenbuch’, considerados como los antecedentes de los figurines», detalla Prego de Lis, quien explica que la primera revista de moda, «Mercure Galant», se publicó en 1678 cuando Luis XIV, un gran apasionado de la moda, impulsó el lujo y los cambios estilísticos.

En la muestra también se recoge la Corte de Versalles, el epicentro de la moda hasta finales de siglo XVIII con María Antonieta como reina absoluta de las tendencias gracias trajes femeninos como el «chemise de la reine», antecedente de los populares «vestidos camisa», explica Cabrera Lafuente.

En este periodo aparece por primera vez en España un periódico destinados al público femenino y con noticias de moda, «La pensadora gaditana».

Aunque la verdadera eclosión de la prensa de moda tuvo lugar en el siglo XIX cuando aparece «El Correo de las Damas» y «El Periódico de las Damas», considerada la primera revista de moda en España.

Esta prensa ilustra las nuevas tendencias, una nueva silueta que consiste en bajar el talle hasta la cintura, «que se estrecha por el uso del corsé», cuenta Lafuente, que recuerda que «las faldas se acortan y aumentan su volumen con la superposición de las enaguas».

Durante el reinado de Isabel II surgen más de un treintena de cabeceras dirigidas a la mujer tradicional, de clase alta y burguesa, centrada en su familia «a la que indicaban cómo debía vestirse para cada ocasión, siguiendo el dictado de París», añade Lafuente.

En 1833 sale a la luz el primer número de «El Correo de las Damas», y su redactor jefe es Mariano José de Larra quien escribió cientos de textos de moda y teatro.

Ocho años después nació «La Moda Elegante Ilustrada», que entre sus suscriptoras estaba la reina Isabel II, revista en la que se reflejaba el miriñaque, un estilo romántico que gustaba mucho a la emperatriz Eugenia de Montijo.

A finales de siglo, surge un cambio en el vestir femenino, la mujer se incorpora al mundo laboral y necesita siluetas más ligeras y tejidos más cómodos. «Surge la democratización de la moda», puntualiza Cabrera Lafuente, quien apunta que desaparece el polisón.

A partir de ese momento, la prensa de moda ha ido creciendo por el importante desarrollo de la industria textil, el abaratamiento de los tejidos y el mensaje generalizado: «consumir más y en menos tiempo», concluyen las comisarias. EFE

cm/agf




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: