El Gobierno catalán ha fracasado este martes en su intento de mantenerse equidistante respecto a las manifestaciones en rechazo al contenido de la sentencia del juicio al procés y la acción policial, que el pasado lunes dejó varios heridos durante el intento de bloqueo del aeropuerto de El Prat, convocado por la plataforma anónima Tsunami Democrático. Tras la reunión del Govern en Barcelona, su portavoz Meritxell Budó ha asegurado este martes que «empatiza» con este tipo de acciones «contundentes» en contra del fallo pero ha añadido que las fuerzas de seguridad han cargado para “proteger a los manifestantes”.

Budó ha argumentado que no conocían en plan de acción del Tsunami pero que «como Govern compartimos la rabia de la gente tras conocer la sentencia». De hecho, el propio Torra agradeció el pasado lunes, a través de Twitter, las manifestaciones e ilustró su mensaje con fotos de las miles de personas concentradas en aeropuerto de la capital catalana. «Mostramos nuestra simpatía y solidaridad con los ciudadanos que ayer se manifestaron de manera pacífica pero también con acciones más contundentes como el colapso de una infraestructura como El Prat», ha defendido la portavoz.

Budó no quiso referirse a las críticas de la CUP y los comunes contra las cargas policiales de lunes en el Aeropuerto de El Prat, que la plataforma Tsunami Democrático invitó a bloquear. La portavoz ha recordado que el Govern ha invitado a los catalanes a mostrar su rechazo a la sentencia pero no ha pedido bloquear infraestructuras. En estas cargas una persona perdió un ojo. Budó ha dicho que «se están investigando» las grabaciones pero ha querido recordar que hubo más de 220 concentraciones y manifestaciones en toda Cataluña y, a su juicio, se produjeron de manera masiva, cívica y pacífica.

Tanto la CUP como Catalunya en Comú han criticado las cargas, en las cuales un hombre perdió el ojo por una pelota de goma, un artefacto que en teoría está prohibido en Cataluña. Preguntada sobre si no es una paradoja que el Govern invite a manifestarse pero a la vez haya cargas policiales, la también consejera de Presidencia ha dicho que la acción policial —coordinada entre Mossos d’Esquadra, Guardia Civil y Policia Nacional— buscaba “defender a los propios manifestantes”. «Hubo momento de concentración, de aglomeraciones en los andenes de medios de transporte público. Esto puede poner en riesgo la seguridad y hubo momentos en los que se pudo romper la línea policial», ha argumentado Budó.

Pese a que el independentismo no se pone de acuerdo sobre cuál será la respuesta institucional al fallo, el Govern ha aprobado hoy algunos gestos de protesta. Por ejemplo, los consejeros han vaciado sus agendas y solo asistirán a actos de rechazo al fallo, ha explicado la portavoz Meritxell Budó. Su día a día volverá a la normalidad este jueves, después de la comparecencia de Torra en la Cámara catalana. Budó no ha podido concretar cómo se intentará aprobar una ley de amnistía para los condenados.

La portavoz si ha explicado que el ‘president’ enviará una carta a los presidentes y primeros ministros de todos los países europeos y del G20 para explicarles la posición del Govern frente a la sentencia y el panorama político que se abre. Budó también ha lamentado que ni La Moncloa ni La Zarzuela hayan respondido la carta que el líder catalán les envió ayer solicitándoles unas reunión. Bosch está este martes ven Munich y viajará mañana a Viena. El viernes estará en París.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: