Los agentes de policía encargados del dispositivo de seguridad en la Puerta del Sol de Madrid para las celebraciones de Fin de Año emplean por primera vez guantes detectores de metales, según ha explicado Francisco Javier Cristóbal, intendente de la Policía Municipal. Gracias a los 150 pares de esos guantes que se van a utilizar se agilizan los cacheos para impedir el acceso a la zona acotada con navajas, cuchillos, armas de fuego u otros objetos potencialmente peligrosos. Los agentes de la Policía Municipal han mostrado este lunes los guantes, que llevan probando un par de semanas y son de la marca francesa Rostaing. Se trata de una compañía que, entre otros clientes, surte a ejércitos y cuerpos policiales. 

El dispositivo de seguridad lo integran 600 agentes de la Policía Nacional entre unidades de subsuelo, guías caninos y antiterroristas, y 872 efectivos municipales entre policías, agentes de movilidad, sanitarios y de limpieza. Este año, además, el aforo de la zona vallada de la Puerta del Sol se ha reducido un cinco por ciento, por lo que en vez de 20.000 personas serán 19.000 las que podrán tomar las uvas y dar la bienvenida a 2020 delante del reloj que corona la Real Casa de Correos. La reducción del aforo es por la instalación de los andamios desde los que se proyectará sobre la fachada de ese edificio un vídeo. 

La plaza se cierra desde las nueve de la noche del martes para ser evacuada de personas y vehículos. A partir de esa hora se irá permitiendo el acceso controlado y con cacheos desde cuatro calles: Arenal, Mayor, Alcalá y Carrera de San Jerónimo. En esos filtros los agentes tampoco permitirán el paso de vidrio ni de petardos o pirotecnia. Las calles Carmen y Preciados se reservan como vías de evacuación. 

La Policía Nacional recomienda a todos los que vayan a disfrutar de la Nochevieja en la Puerta del Sol que vayan con documentación para poder ser identificados y que no lleven objetos de valor. Tanto la estación de Metro como la de Cercanías permanecerán cerradas. 

Protección Civil será la encargada de supervisar mediante contadores una a una las personas que acceden por los controles policiales. Esa información la transmiten vía radio al centro de coordinación situado en la misma Puerta del Sol para tener el aforo controlado en todo momento. 

El dispositivo es similar al desplegado en los últimos años y ha vuelto a contar con una prueba, conocida como las preúvas, en la noche del lunes a la que se unen miles de personas que aprovechan la víspera de Nochevieja para empezar a celebrar el Fin de Año.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: