Protestas en el aeropuerto de El Prat convocadas por Tsunami Democràtic tras la sentencia del ‘procés’. Foto: A. García | Vídeo: ATLAS

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, aseguró ayer que se está investigando quiénes están detrás de Tsunami Democràtic, y descartó que el Gobierno se plantee indultar a los dirigentes independentistas condenados. “Por supuesto que hay investigaciones, tenemos unos servicios de inteligencia eficaces y terminaremos sabiendo quién está detrás de estos movimientos”, dijo.

Según fuentes policiales, la puesta en marcha de la marca Tsunami Democràtic se produjo el primer fin de semana de septiembre durante un encuentro de los líderes independentistas en la ciudad suiza de Ginebra. Además de Puigdemont, huido de la justicia española, y Torra, acudieron dirigentes de Junts per Catalunya, ERC y la CUP y miembros de la Assemblea nacional Catalana y de Òmnium Cultural.

Por aquel entonces, el independentismo catalán vivía un momento delicado, dividido por cómo afrontar la inminente llegada de la sentencia del procés. De hecho, según alguno de los asistentes, el encuentro tuvo un tono agrio. Dos días después de la cumbre, fue la portavoz de ERC, Marta Vilalta, quien admitió que no habían llegado a acuerdos concretos. Eso sí, ella y otros dirigentes independentistas se apresuraron a apoyar la iniciativa del Tsunami que irrumpió en las redes sociales dos días después de la cumbre. Todos desvincularon la iniciativa de los partidos y la atribuyeron a “la sociedad civil”.

Algunos de los asistentes confirman que la idea surgió de círculos próximos a la CUP. Buscaban lanzar una nueva campaña que dejara al margen las siglas de partidos y de entidades y que consiguiera reunificar la estrategia independentista. Se inspiraba en el movimiento que permitió la celebración de la consulta ilegal del 1-O en 2017. Alguno de los presentes señala que quien más entusiasmo mostró con la iniciativa fue Puigdemont, ya que enlazaba con su idea de que el independentismo debe ir unido, más allá de las siglas. Torra y otros dirigentes se mostraron de acuerdo, aunque manifestaron reticencias por las dificultades que entraña controlar un movimiento de ese tipo una vez puesto en marcha. Con todo, fuentes del departamento de Presidencia consultadas por EL PAÍS niegan que Torra tuviera conocimiento “previo” de la iniciativa del Tsunami Democràtic, antes de que surgiera la campaña tras la reunión de Suiza.

Fuentes policiales señalan que “se trata de un movimiento con una estructura organizada, un soporte económico y una estrategia bien pensada y poderosa, capaz de convocar y desconvocar una acción en horas, consiguiendo que miles de personas acudan a un lugar y se vayan”, en referencia a las revueltas de El Prat, donde calculan que entre 3.000 y 4.000 personas acudieron a la llamada. “Colapsaron la terminal 1 y se fueron cuando se dio la contraorden a las 23.00 horas, sin más”, destacaban. Pero nadie, ni los asistentes a la cumbre, parece saber a ciencia cierta quién mueve los hilos de Tsunami Democràtic. No tiene líderes visibles y, de momento, el único que ha hablado en su nombre ha sido el exentrenador del Futbol Club Barcelona, Josep Guardiola, que lanzó un mensaje grabado en vídeo durante la protesta que colapsó el aeropuerto.

Nacimiento en Twitter

La plataforma anunció su nacimiento en Twitter el lunes 2 de septiembre, a las 9.12 minutos: “Recuperamos la iniciativa. Con la no violencia y la desobediencia civil como herramientas, adelantémonos a la sentencia. Cambiemos el estado de cosas: Súmate al #TsunamiDemocratic. Tú eres el tsunami”. El tuit fue recogido minutos después por Puigdemont, Torra, Rovira y Junqueras, entre otros líderes secesionistas. “Los derechos, si no se ejercen pierden sentido. La defensa de la democracia y de nuestros derechos civiles, políticos y sociales, incluido el de autodeterminación, se debe hacer cada día. Estamos comprometidos. Suerte y adelante #TsunamiDemocràtic”, escribía Torra. La policía espera nuevas movilizaciones esta semana, que tendrán como colofón la huelga y la manifestación previstas para el viernes, con la confluencia de cinco marchas procedentes de distintos puntos de Cataluña.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: