La patronal de los locales de ocio nocturno Fecalon ha arremetido este martes contra el gobierno de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, por su voluntad de cerrar las cuatro discotecas del Frente Marítimo (Carpe Diem, Pacha, Opium y Shoko), ubicadas entre la Barceloneta y el Puerto Olímpico. La entidad ha anunciado que recurrirá la decisión en un comunicado muy duro titulado Una ciudad sin noche es una ciudad sin día.

Fecalon tacha de «intransigente» al ejecutivo y de no tener «voluntad de diálogo efectivo» y asegura que «agotará todas las medidas administrativas para impedir que el gobierno que preside Ada Colau cierre de forma unilateral y sin dejar margen de maniobra los bares y discotecas de ocio situadas en la Vila Olímpica y Front Marítim». La patronal entiende que se trata de una «decisión gratuita» tomada «contra los intereses de más de 40 bares y discotecas».

El comunicado se refiere tanto a los cuatro cierres anunciados ayer pero también a los del Port Olímpic, que será reorientado cuando acabe la concesión olímpica. Fecalon asegura que estos locales emplean a más de 1.500 personas (trabajo directo e indirecto) y facturan 60 millones al año.

En el caso de los cuatro locales que forman parte de franja de litoral calificada como Zona Marítimo Terrestre (ZMT), su futuro depende del convenio entre el Ayuntamiento y el Gobierno central. Según el consistorio, el acuerdo está cerrado y se convertirán en equipamientos vinculados al CSIC; pero fuentes del ejecutivo aseguran que no. «No renovar los usos se produce vulnerando los derechos administrativos y civiles adquiridos por nuestros asociados», asegura el comunicado.

«De un plumazo Colau quiere cargarse uno de los ejes económicos y de mayor dinamización social y económica de la fachada litoral de Barcelona para establecer un proyecto tan inconcreto como poco justificable», afirma el comunicado. El texto también desvincula los problemas de seguridad de los locales a los que se alude el gobierno y asegura que, si existen, no son culpa suya sino de «las políticas publicas de seguridad ciudadana».

El Secretario General de Fecalon, Fernando Martínez ve «inadmisible» la posición municipal. Y advierte: “Esto no le va a salir gratis a la candidata Ada Colau. El futuro de muchas familias está en juego y eso no vamos a permitir que se ponga en riesgo por una ocurrencia caprichosa e injustificable de quien vive de espaldas a la realidad de nuestra gran ciudad”.




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: