La mujer alemana y su hijo mayor, que fueron asesinados presuntamente por su marido y padre del niño, murieron por un “ataque con piedras” dentro de la cueva donde fueron localizados los cadáveres, en la zona de alta del municipio de Adeje (Tenerife), cerca de La Quinta.

Así lo ha avanzado este viernes a los periodistas el delegado del Gobierno en Canarias, Juan Salvador León, que tras el minuto de silencio de repulsa, se ha preguntado “como una mente puede calcular” una “terrible atrocidad”.


La mujer alemana y su hijo mayor fueron asesinados presuntamente por su marido y padre del niño






“Escapó de la muerte pero sufrirá las consecuencias toda su vida”, ha agregado. El presunto asesino se encuentra declarando en los juzgados de Arona desde hace más de cuatro horas y los familiares del segundo hijo de la familia, que logró escapar, viajan a Tenerife para encontrarse con el menor y colaborar con la investigación.

Según ha contado a varios medios de comunicación la vecina holandesa que acogió al niño en su casa en la noche del martes e hizo de traductora ante la Guardia Civil, los niños y la mujer fueron engañados por su padre para acudir a la cueva en busca de huevos de pascua durante una excursión, una tradición muy extendida en Alemania por estas fechas.


Los niños y la mujer fueron engañados por su padre para acudir a la cueva en busca de huevos de pascua









Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: