La líder opositora bielorrusa María Kolésnikova, actualmente en prisión preventiva, pidió hoy al Comité de Investigación que abra un caso penal contra los servicios de seguridad por haberla amenazado con quitarle la vida y con una condena de prisión de hasta 25 años si no abandonaba el país.

La abogada de Kolésnikova, Ludmila Kazak, entregó este jueves una declaración de su clienta al responsable del Comité, Iván Noskévich, para que abra un caso por el secuestro por personas desconocidas de la líder opositora, la presión psicológica que se ejerció sobre ella, las amenazas a su vida y el intento de expulsarla forzosamente del país, de acuerdo con la oficina del exbanquero opositor Víktor Babariko.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: