Los altos costos de vida y la sensación de que una casa propia es solo un sueño son sentimientos generalizados entre los más jóvenes de una de las ciudades más pobladas del mundo, donde una habitación de 11 metros cuadrados es un lujo




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: