La justicia brasileña emitió este viernes una orden de prisión sobre el sanador espiritual João de Deus, al que cientos de mujeres denuncian por agresiones sexuales, según ha informado fuentes oficiales a las agencias Efe y France Presse. El supuesto gurú brasileño, de 76 años, aún no ha sido detenido. João Teixeira de Faria, verdadero nombre del sanador, pasa consultas en su «hospital espiritual» de Abadiania, a 120 kilómetros de la capital, Brasilia. Había ganado fama internacional por tratar a celebridades como la modelo Naomi Campbell e incluso a políticos como los expresidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff. 

Las supuestas víctimas, de entre 30 y 40 años, relataron sus casos el pasado fin de semana en la cadena brasileña TV Globo. Ese fue el inicio de toda una oleada de nuevas acusaciones que han sido analizadas por la justicia brasileña. Algunas de las denuncias se remontan a 2010. Según la información de France Presse, el Ministerio Público de Goiás (centro del país) recibió 330 mensajes con denuncias desde el pasado lunes. «No soy culpable», dijo Deus el miércoles, en una breve y única aparición pública en su centro en Abadiania. En su fugaz anuncio estuvo acompañado de centenas de personas vestidas de blanco que le manifestaron su apoyo entre gritos y aplausos.

En 2012, la famosa conductora Oprah Winfrey viajó a Brasil para entrevistar al supuesto sanador espiritual. Tras la cascada de denuncias, la estadounidense que ha abanderado el movimiento Me Too, retiró de emisión el programa que compartió con Deus.




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: