La Junta de Andalucía acaba de lanzar una alerta nacional por listeriosis tras detectar una nueva marca de carne mechada, Sabores de Paterna, fabricada en Paterna de Rivera, en la provincia de Cádiz, que ha dado positivo en la bacteria. Así lo ha anunciado el consejero de Sanidad andaluz, Jesús Aguirre, que ha informado de que se ha decretado el cierre cautelar de la empresa, el cese de toda su producción y la retirada del producto del mercado. Se está analizando si la cepa es la misma a la de la carne La Mechá, fabricada por Magrudis, origen del mayor brote de listeria de España. La Consejería no tiene constancia de ningún afectado vinculado a esta nueva infección.

Las autoridades están llamando a proveedores de Cádiz y también de las provincias de Huelva, Madrid y Málaga, donde se sabe que ha sido distribuido el producto contaminado. Por el momento se desconoce la cantidad de carne mechada de Sabores de Paterna que está en el mercado.

Fue un niño de 14 que ingresó en un hospital de Móstoles con síntomas de listeriosis quien comunicó a los médicos que el día 19 de agosto había comido un bocadillo de la carne mechada Sabores de Paterna que su familia compró en un establecimiento de Conil (Cádiz). Los otros cuatro familiares que también tomaron el producto no tuvieron ningún síntoma. Aunque el chaval dio negativo en listeria, la Dirección General de Salud Pública de Madrid se puso en contacto co la Consejería andaluza de Salud el 30 de agosto para advertirles de un posible nuevo caso. Ese mismo día técnicos de la Junta se personaron en el local de Conil y en la fábrica y tomaron muestras de la carne, que enviaron el 3 de septiembre a los laboratorios autonómicos de Almería. El día 5 todas las muestras de la carne tomadas en el establecimiento dieron negativo. Este viernes se ha conocido el positivo de la prueba de la fábrica.

La cantidad de listeria encontrada, 11.000 unidades por gramo, supera el máximo permitido de 100 unidades por gramo, y por ello la Junta ha decidido activar la alerta sanitaria a nivel nacional a las 12.58. La empresa Sabores de Paterna comercializa otros productos, sobre los que, de momento, no se ha extendido la alerta, según ha confirmado el consejero.

Tanto Aguirre como el portavoz del gabinete de seguimiento del brote, el médico José Miguel Cisneros, han querido dejar claro que de todos los casos analizados hasta el momento, en ninguna encuesta epidemiológica ha aparecido el nombre de carne mechada Sabores de Paterna y todos los pacientes afectados habían comido el producto de La Mechá. El último caso de listeriosis, detectado en Cádiz, es del 22 de agosto, de una persona que había comido productos de La Mechá unos días antes. «No hay ningún caso conocido vinculado a la cepa de esta nueva empresa», ha señalado Cisneros.

La coincidencia en la aparición en el tiempo de la bacteria en dos fábricas diferentes de carne mechada de una misma comunidad ha llevado a la Junta a analizar cualquier conexión existente entre ambas fábricas, pese a estar a la espera de que el Centro Nacional de Microbiología del Instituto Carlos III determine si la cepa es la misma. «Estamos cruzando los proveedores de los ingredientes y productos que se utilizan para elaborar y envasar la carne mechada de ambas marcas. También estamos analizando los puntos en común en los procesos de producción de este alimento”, ha señalado Aguirre.

El brote de listeriosis, el mayor registrado en España hasta la fecha, ha causado hasta el momento tres muertes, siete abortos y afectado a más de 200 personas. Las autoridades lo daban por controlado pero ahora se abre este nuevo frente. Cisneros ha informado esta mañana de un nuevo caso confirmado, que eleva a 207 el número de afectados en Andalucía, y otro aborto, el sexto en la comunidad y el séptimo en todo el país. Se trata de una mujer embarazada de Sevilla de 23 semanas y que había ingerido la carne mechada La Mechá hace unas semanas, sin haber presentado síntomas. El número de hospitalizados es de 45 frente a 40 en el día anterior, de los que 19 son mujeres embarazadas. Dos pacientes siguen en la UCI.

La listeria es un patógeno casi inocuo para la mayoría de personas sanas, pero que puede ser letal para aquellas que tienen el sistema inmunológico debilitado y para bebés en gestación, como se está confirmando en el brote registrado hasta ahora por los productos contaminados de la marca La Mechá, de la empresa sevillana Magrudis.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: