Apostar por la innovación es clave para que las pequeñas y medianas empresas puedan adelantarse a las grandes compañías, ha asegurado a EFE la experta en crecimiento empresarial Tiffani Bova, que considera que la agilidad de las pymes puede hacerlas más capaces de encontrar nuevas ideas de negocio, especialmente en sectores maduros.

«Los pequeños negocios tienen la oportunidad de encontrar las cosas únicas que se están haciendo en otras industrias para aplicarlas en su sector, donde las grandes compañías aún no han pensado que se pueden utilizar», ha defendido la experta estadounidense, autora del libro sobre crecimiento empresarial ‘Growth IQ’.

Bova, que ha trabajado tanto en startups como en grandes empresas, así como en consultoras de negocio, recoge en este libro diez estrategias para incrementar las ventas, apoyadas en ejemplos reales de compañías muy reconocidas.

Mejorar la experiencia del cliente, incrementar la penetración en el mercado o acelerar su crecimiento, expandir el conjunto de productos, diversificar clientes y productos, optimizar las ventas, reducir las bajas de clientes, o asociarse con otras compañías, son algunas de las estrategias que propone en este volumen.

Aunque las protagonistas del libro son grandes compañías como Starbucks, Red Bull, McDonald’s, Paypal, Lego, Spotify, Netflix o Apple, Bova ha asegurado que esos métodos son perfectamente aplicables a las pequeñas empresas, que cuentan con la ventaja de su agilidad para transformarse.

«He recibido más comentarios positivos del libro de personas procedentes de ‘startups’ y pequeñas compañías, ya que las grandes empresas te dicen que no tienen la capacidad de hacer tantos cambios en sus empresas», ha explicado. 

Asimismo, ha apuntado que «los pequeños negocios deben aprender de los errores y aciertos de las grandes».

Entre los ejemplos que relata en el libro está el de la empresa de bebidas Red Bull, que tardó una década en expandirse fuera de Austria para consolidar su producto antes de convertirse en una empresa global, algo que debe persuadir a las pymes para evitar «el error de crecer y crecer» antes de poder manejar ese crecimiento.

Otro ejemplo es Starbucks, que afrontó una crisis en 2007 que le llevó a cerrar miles de cafeterías, y decidió reducir el número de productos para centrarse en su café, cuya calidad había caído para sus compradores.

«Las pymes deben pensarlo también: si yo vendo un buen producto, no necesito vender diez cosas más», ha puntualizado Bova.

Los ‘millennials’ lanzarán empresas muy diferentes a los actuales, según Bova

La experta estadounidense confía en que en muy poco tiempo, el panorama empresarial verá una nueva transformación: la que aporte la generación ‘millennial’ cuando comience a fundar sus propias compañías.

«Son personas que no están asustadas con la tecnología, que han crecido con ella y cuando inicien sus negocios va a ser muy interesante, porque serán muy diferentes a los de la generación actual«, ha subrayado.

Bova ha considerado que en estos momentos, todos los modelos de negocio, incluso los más modernos y digitales, están «en riesgo» si se empeñan en seguir «haciéndolo todo de la misma manera» y se niegan a «cambiar».

«Incluso los modelos de negocio más modernos pueden estar en riesgo. Pensemos en Netflix, que fue disruptor con Blockbuster y al que le han surgido Amazon, HBO o Disney, que va a lanzar su servicio ahora», ha destacado.

Por ello, tanto las pequeñas como las grandes compañías tienen que acostumbrarse a estar «constantemente cambiando» y no pensar en que pueden ganar negocio hoy de la misma forma que lo hacían hace cinco años, ha concluido.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: