Administrar fármacos de inmunoterapia antes de extirpar tumores
cerebrales con cirugía ayuda al sistema inmunitario a eliminar células de cáncer y mejora las tasas de supervivencia de los pacientes, según dos ensayos clínicos presentados hoy en la revista Nature
Medicine.

Los autores de los estudios, de la Clínica Universitaria de Navarra (CUN) y de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), advierten que es necesario confirmar estos resultados en ensayos clínicos más amplios antes de que el tratamiento propuesto pueda ser aprobado y aplicado a gran escala.


Hay que ser prudentes dado el escaso número de pacientes tratados”








En el estudio de la CUN fueron tratados 30 pacientes, de los que tres acababan de ser diagnosticados de glioblastoma. Los otros 27 habían sido operados previamente y estaban pendientes de una segunda cirugía.

Dos de los tres pacientes recién diagnosticados siguen vivos casi tres años de recibir el tratamiento, lo cual es excepcional en casos de glioblastoma. Se trata de una mujer que tenía 33 años cuando se le diagnosticó la enfermedad (y que ahora tiene 36) y de otra mujer que tenía 60 (ahora 63).

Los treinta pacientes del estudio español han sido atendidos en la Clínica Universitaria de Navarra
(CUN)

“Hay que ser prudentes dado el escaso número de pacientes tratados”, advierte Ignacio Melero, que ha dirigido el estudio. Pero “estos resultados deben ser investigados más a fondo y nos impulsan a diseñar un ensayo clínico [para tratar a pacientes con fármacos de inmunoterapia] desde el momento del diagnóstico”.

Si este futuro ensayo clínico confirma que la inmunoterapia antes de la primera cirugía consigue supervivencias largas en el glioblastoma, cambiaría de manera sustancial el tratamiento de uno de los tumores que en estos momentos tiene peor pronóstico.


Más supervivencia

Administrar la inmunoterapia antes de la cirugía para extirpar el tumor ha mejorado las tasas de supervivencia; el resultado debe confirmarse en estudios más amplios






Pero el ensayo clínico de la CUN no estaba diseñado para evaluar la supervivencia de los pacientes para estudiar cómo el fármaco nivolumab, cuando se administra de la cirugía, modula la acción del sistema inmunitario sobre el tumor. Según los resultados presentados en Nature
Medicine, favorece la entrada en el tumor de linfocitos capaces de destruir células cancerosas.

Estos resultados coinciden con los del estudio de UCLA, que también ha observado una mayor presencia de linfocitos en el tumor. En el caso de California, los 35 pacientes habían sido tratados previamente y estaban pendientes de volver a ser operados. Dieciséis de ellos recibieron el fármaco pembrolizumab dos semanas antes de esta segunda cirugía y los otros 19 lo recibieron sólo después de la operación.


El ataque de los linfocitos

Los fármacos ayudan a los linfocitos del sistema inmunitario a entrar en el tumor para destruir las células cancerosas

Los resultados muestran que la supervivencia mediana de los pacientes aumenta de 228 días a 417 días si se administra el fármaco antes de la cirugía. Esta opción “puede representar una estrategia más eficaz para el tratamiento de este tumor cerebral letal”, concluyen los investigadores en Nature
Medicine.

“Estos ensayos no van a cambiar la práctica clínica de manera inmediata porque sus resultados no pueden considerarse definitivos debido al reducido número de pacientes que se han tratado”, advierte Ignacio Melero, de la CUN. Pero “ha sido estupendo que ambos estudios respalden mutuamente sus conclusiones”, porque suman razones para realizar estudios más amplios, de manera que este avance, si se confirma, pueda llegar a los pacientes.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: