El verano se acerca y la operación biquini está en marcha. Pero ¿Cómo podemos lograr bajar de peso de un manera rápida y eficaz?. Además de hacer ejercicio y llevar una dieta equilibrada, las infusiones pueden convertirse en nuestras grandes aliadas. Todos hemos oído hablar de la propiedades del té verde, el abedul o el diente de león para combatir el sobrepreso y la retención de líquidos.

Sin embargo, en las últimas semanas, hay una infusión de la que todos hablan. Se trata del té de jengibre, una bebida saciante que cada día gana más adeptos. El té de jengibre es un buen aliado para bajar de peso porque es un potente diurético y se considera un alimento termogénico, aumentando el metabolismo y haciendo que el cuerpo gaste más energía. Además, el jengibre es muy conocido por ser un supresor natural del apetito. De ahí que sea adecuado beber una taza de té de jengibre después de tus comidas. Si te has alimentado de modo adecuado, no tienes por qué picar entre horas.

Por último es una de las bebidas naturales con mayores propiedades antioxidantes.

Algunos nutricionistas aseguran que tomar diariamente el té de jengibre ayuda a perder hasta 2 kg por semana, siempre y cuando la persona haga algo de ejercicio y lleve una alimentación saludable.

Cómo prepararlo:

-Pon un cazo con agua a hervir.

-Mientras se calienta el agua, coge la raíz de jengibre y córtala en láminas finas.

Cuando veas que el agua comienza a hervir, añade las rodajas de jengibre que previamente hemos cortado

Deja hervir otros 20 minutos a fuego lento y cuando lo retires le agregas un palo de canela.

Déjalo reposar durante diez minutos.

Cuando lo vayas a tomar, agrega el juego de medio limón y un poco de miel.




Fuente: La Razón

A %d blogueros les gusta esto: