La inflación, medida en el índice de precios de consumo (IPC) registró en enero una variación anual del 1%, dos décimas menos respecto a la inflación anual de diciembre, debido fundamentalmente al abaratamiento del gas, lo que supone el incremento más bajo desde enero de 2017.

También ha influido que los precios de los carburantes (gasoil y gasolina) han subido menos que en enero de 2018, de acuerdo con el indicador adelantado de IPC publicado este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).





La evolución mensual muestra que los precios de consumo cayeron un 1,3 % respecto a diciembre, una evolución que está en línea con la del mes de enero del año anterior y que suele estar marcada por la campaña de las rebajas.

La tasa interanual de enero es la vigésimo novena tasa positiva que encadena el IPC.




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: