José Enrique Abuín Gey, alias el Chicle, contó «espontáneamente» a la Guardia Civil el 31 de diciembre de 2017, cuando se halló a Diana Quer en un pozo de una nave de Asados (A Coruña), que él regresó allí tras el crimen, como sostienen Fiscalía y acusación particular, que defienden que el cuerpo fue lastrado dos veces.

En la séptima sesión de la vista oral por el crimen de Diana Quer el capitán de la Unidad Central Operativa (UCO) José Miguel Hidalgo ha contado a la sala que cuando el único procesado en esta causa los guió por el inmueble, en ese momento diáfano tras la limpieza hecha, «nos decía que tuviésemos cuidado, sabía dónde había huecos y decía dónde pisar».




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: