Moda

¿La gran esperanza americana? | Tentaciones


Era cuestión de tiempo que la convulsa situación política que atraviesa EEUU terminara salpicando a la moda que se factura en ese país. Bien de forma explícita, quitando su beneplácito a la primera dama (Zac Posen ha sido el último diseñador junto a Tom Ford en manifestar que no vestirá a Melania Trump) o con otras fórmulas más creativas, como el último desfile masculino de Balenciaga y su apoyo incondicional—aunque con un poco de retraso— a Bernie Sanders. Su director creativo Demna Gvasalia hizo de esta colección un mitin andante estampando el nombre del precandidato del Partido Demócrata sobre bufandas acolchadas a tamaño XXXL. Y en su línea de sacar cápsulas mega exclusivas y con rollito 90s, Supreme ha convertido a Barack Obama en “muso” de una mini colección.

Bufanda Bernie Sanders de Balenciaga.

Pero ha sido la última edición de la Semana de la Moda de Nueva York la gran activista del movimiento anti Trump. Allí fuimos testigos del giro satírico de algunos de los eslóganes del Presidente como “we need leaders” impresos en las espaldas de Public School, a otros más impactantes como el “fuck your wall” en el culo de las modelos del desfile de LRS Studio.

El diseñador Prabal Gurung, además de convertir un lema original del activismo feminista de los 70 en consigna del 8 de marzo, “el futuro es femenino”, su colección de camisetas llama a la revolución sin fronteras. Para que luego digan que la moda peca de superficial.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment