Una genialidad del francés Karim Benzema, en forma de taconazo hacia el brasileño Casemiro, solucionó un trabajado triunfo del Real Madrid ante el colista Espanyol (0-1) y de paso le consolidó en el liderato, favorecido por el tropiezo del Barcelona en Vigo.

Estaba el partido atascado en el RCDE Stadium. No encontraba el cuadro de Zinedine Zidane soluciones. Pero apareció el genio y el ingenio del delantero galo para inventar un taconazo. El balón pasó entre las piernas de su marcador, el colombiano Bernardo Espinosa, y fue a parar a Casemiro, que hizo bueno el gesto técnico de su compañero para marcar el tanto que a la postre significó la victoria madridista.




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: