Los Reyes de España y sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, ya tienen nuevas fotos oficiales. La fotógrafa Estela de Castro (Madrid, 1978) es la autora de este trabajo. El palacio de La Zarzuela ha distribuido diez imágenes de la familia real que fueron captadas recientemente en dos sesiones. De Castro recibió una llamada de Zarzuela que la pilló totalmente por sorpresa. “Los Reyes conocían mi trabajo y por eso decidieron que fuera yo la encargada de las fotos”. Su trabajo se caracteriza por jugar con la luz natural y crear un ambiente de confianza, sin prisas, entre conversaciones con los protagonistas. Con la familia real actuó así. “Fue todo muy fácil. Ellos están habituados a posar. Estuvieron en todo momento relajados y colaboradores”, cuenta De Castro a EL PAÍS.

La autora se define como una retratista. Le gusta el blanco y negro pero la sesión, salvo una foto, fue toda en color. “Quise que la princesa y la infanta tuvieran una en blanco y negro como la que todos los años hago a mis sobrinos. Eso sí, ellas se estuvieron más quietas”, desvela. “No me pusieron ninguna condición. Me dijeron que hiciera mi trabajo como considerara”.

Las dos hermans, la princesa Leonor y la infanta Sofía, retratadas en blanco y negro. Estela de Castro

En la sesión realizada en el Palacio Real de Madrid, los Reyes van vestidos de gala. Él con el uniforme del ejército de Tierra y con el Toisón de Oro, ella con un vestido de Carolina Herrera —que lució en la cena de gala por la entronización del emperador Naruhito en octubre— y la tiara de la Flor de Lis y las pulseras Cartier. En la sesión más informal, los cuatro miembros de la familia real visten ropa de calle. Es curioso observar que la Reina posa con dos trajes casi iguales en tonos diferentes: azul y rojo. “Consulté con una estilista los tonos que mejor resultarían para las fotos que quería hacer”, explica la retratista.

Con 25 años de trabajo acumulado, De Castro asegura que los Reyes y sus hijas son unos “profesionales” a la hora de posar. “Son más que fotogénicos”, concluye. En su opinión, la sesión resultó “muy natural” y está satisfecha del resultado. “Pero también preparada para las críticas porque no se puede gustar a todo el mundo”, admite. No todas las fotos se han distribuido. Hubo otras más familiares que se han quedado sus protagonistas.

Los Reyes de España fueron fotografiados anteriormente por Cristina García Rodero, con motivo del 40º cumpleaños de doña Letizia en 2012, y por Gorka Lejarcegi en 2014, tras el relevo en la Corona. Para esta última sesión, De Castro aparcó su cámara analógica, una Hasselblad 503, y cogió prestada una digital de Fujifilm, que le gustó tanto que se la compró. Ahora espera que este trabajo con tan importantes modelos sirva para que su tarea como retratista se conozca más.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: