La Fiscalía ha solicitado 23 meses de prisión para Isabel Serra Sánchez, diputada de Podemos en la Asamblea de Madrid, por su supuesta participación en unos altercados ocurridos el 31 de enero de 2014 durante el desahucio de una vivienda en la capital, que acabaron con un enfrentamiento entre policía y miembros de la plataforma Stop desahucios. Esta iniciativa del ministerio público se adopta después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid decidiese el pasado noviembre procesar a la parlamentaria por los delitos de desórdenes públicos, lesiones, daños y atentado a la autoridad.

Tras conocer la noticia, Serra ha criticado que la Fiscalía «asuma directamente la acusación policial» y pida para ella casi dos años de prisión«Es increíble que me entere por los medios, porque no me ha llegado el escrito de acusación. Me piden 23 meses de cárcel por manifestarme contra un desahucio de una persona por discapacidad en Lavapiés. La Fiscalía asume directamente la acusación policial y pide la condena. Ya he dicho en numerosas ocasiones que es falso, que me manifesté pacíficamente y estoy orgullosa de haberlo hecho», ha respondido en redes sociales.

A su juicio, que con estas actuaciones «se trata de criminalizar a quienes defienden derechos» como la vivienda. «Hay muchísimas personas siendo juzgadas por lo mismo. Tiene que ver con sostener las políticas de especulación sobre la vivienda, que ponen por delante el interés de los fondos buitre frente al derecho a tener un techo, las que hacen que al día 17 familias sean desahuciadas. Y para ello hace falta criminalizar a quienes cuestionan esas políticas», ha esgrimido.

El relato de la acusación pública arranca a las siete y media de la mañana del 31 de enero de 2014, cuando un dispositivo de las policías Nacional y Municipal se despliega entre la calle de Mesón de Parades y la calle de Tribulete, en el barrio de Lavapiés. Los agentes tenían por objetivo asegurar que una comisión judicial pudiera llevar a cabo el desahucio de una persona que vivía de alquiler en la zona. Pero, entonces, “aparecieron varios grupos de personas, en un número inicial aproximado de 50, que decían pertenecer a la plataforma Stop Desahucios y que comenzaron a increpar a los agentes”, según relata la Fiscalía, que atribuye a Serra “funciones de liderazgo”.

La mañana transcurrió sin más incidentes, hasta que sobre las doce del mediodía se produjeron los altercados. Según el ministerio público, la actual diputada se sentó en la calle cuando los coches de la Policía abandonaban el lugar —“para impedirles que pudieran salir”— y con una “actitud violenta” comenzaron a insultarles, con frases tales como “hijos de puta, asesinos, vergüenza me daría ser policía”. El escrito de la acusación insiste en que, además, al tiempo que escupían a los agentes, también les lanzaron botellas, piedras, adoquines, tiestos, macetas, “y otros objetos contundentes como papeleras”

“Esta acción se hizo con el fin de atentar contra la paz pública y el normal desarrollo de la convivencia ciudadana, con absoluto desprecio hacia la autoridad que representaba la fuerza policial”, apostilla la Fiscalía, que añade: “La propia Isabel Serra, dirigiéndose a una agente de la Policía Municipal, le gritó “eres una cocainómana”, “mala madre, hija de puta, con todo los que hemos luchado las mujeres contigo se pierde todo, no te quieren ni tus propios compañeros”.

El ministerio público, que reclama 5.250 euros en concepto de indemnización para dos de los agentes heridos, también aprecia que en este caso concurre la circunstancia atenuante como “muy cualificada” de dilaciones indebidas.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: