La Fiscalía de Barcelona ha denunciado al autobús de la campaña de HazteOír contra las leyes de igualdad de género por un presunto delito de odio y ha instado a los Mossos d’Esquadra a inmovilizar el vehículo y dejarlo en depósito judicial.

En la denuncia presentada este lunes en el juzgado de guardia de incidencias de Barcelona, recogida por Europa Press, el fiscal considera que la propaganda del autobús “ataca la dignidad, los derechos y la libertad de las mujeres, creando un clima que normaliza la discriminación contra las mujeres y las insulta al vincular sus ideas con el régimen nacional socialista”.





El autobús, con una imagen de Adolf Hitler con la cara maquillada y el símbolo feminista en la gorra, lleva lemas como ‘No es violencia de género, es violencia doméstica’ y ‘Las leyes de género discriminan al hombre’, y fue denunciado a la Fiscalía por el Institut Català de les Dones (ICD).

Para el fiscal del Servicio de Delitos de Odio y Discriminación, que ha abierto diligencias, el autobús está presuntamente incurriendo en un delito cometido con ocasión del ejercicio de los Derechos Fundamentales y Libertades Públicas reconocidos en la Constitución en su modalidad de lesión de la dignidad de las personas por razones de género.

Según él, son acciones que “entrañan humillación o cuando menos descrédito contra el colectivo de mujeres y contra las organizaciones que defienden la igualdad entre hombres y mujeres, sin que dichos hechos estén amparados por la libertad de expresión”.

“Los responsables de la campaña no se limitan a pedir la derogación de lo que ellos denominan leyes de género, opción legítima dentro de la Constitución, sino que lo hacen en términos ofensivos, humillando y desacreditando al colectivo de mujeres”, argumenta.

Destaca que también que afecta a las organizaciones que defienden sus derechos “al establecer un claro paralelismo de las mismas con el régimen nacional socialista de la Alemania nazi, responsable del mayor crimen contra la humanidad”.





El fiscal Miguel Ángel Aguilar lamenta que en la campaña usan “la figura de su máximo responsable Adolf Hitler que es claramente visible en el autobús de la organización HazteOír y al que no dudan en maquillarlo y ponerle el símbolo internacional del feminismo”.

El autobús ha sido sancionado este lunes por la Guardia Urbana de Barcelona por incumplir la Ordenanza de Convivencia de la ciudad y la Ley de Publicidad de Catalunya, al llegar a la avenida Diagonal de la ciudad condal.

Fuentes del Ayuntamiento de Barcelona han informado hoy a Efe de que se ha incoado una acta administrativa a los responsables del vehículo en función de la Ordenanza municipal de Convivencia y de la citada ley pero que esta sanción no comporta inmovilizar el vehículo a su paso por la ciudad.

El autobús ha sido parado por un grupo de jóvenes, muchos de ellos encapuchados, a la altura de la avenida Diagonal, en la zona universitaria, que se han situado delante del vehículo, impidiéndole continuar su recorrido.

Posteriormente, parte de este grupo ha arrancado algunos trozos de los adhesivos que lleva el vehículo, entre ellos una cara de Hitler.






Las juventudes del grupo político Arran han reivindicado la acción contra el autobús en su cuenta de Twitter y han denunciado que los Mossos d’Esquadra les han amenazado con detenciones.

El gobierno catalán anunció el pasado día 1 que, a través del Instituto Catalán de las Mujeres, que ha denunciado ante el servicio especial de delitos de odio y discriminación de la Fiscalía Provincial de Barcelona el autobús antifeminista de HazteOír para que se le prohibiera la circulación por la ciudad de Barcelona.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: