La convocatoria de huelga de las futbolistas de la Primera Ibedrola sigue adelante una vez que no se llegara a un acuerdo este lunes en el acto de conciliación entre los clubes y los sindicatos en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) de Madrid, por lo que el paro se produciría en la novena jornada prevista para los días 16 y 17 de noviembre.

 Los tres sindicatos presentes en la mesa negociadora del primer convenio colectivo del fútbol femenino español –AFE, UGT y Futbolistas ON-, la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino y las tres entidades no asociadas a la misma –Athletic Club, Barcelona y Tacón- estaban citados hoy en el SIMA, para intentar alcanzar un acuerdo que no fue posible tras horas de reunión.

El paro, en señal de protesta ante la falta de acuerdo en la negociación del Convenio Colectivo, el primero del fútbol femenino español que todavía no tiene, se llevará a cabo en la novena jornada de la Primera Iberdrola, tras la octava del próximo fin de semana y el paréntesis por partido de la selección española.

En esta novena jornada del 16/17 noviembre destacan los derbis entre Betis y Sevilla y Madrid CFF y Rayo Vallecano, mientras que el actual líder Barcelona tendría que visitar a la Real Sociedad, la revelación Deportivo Abanca recibir al EDF Logroño y el Atlético de Madrid medirse al Valencia de visitante.

Posturas muy separadas

La gerenta del sindicato Futbolistas.ON, Tamara Ramos, afirmó que la ACFF «no ofreció nada para negociar» y anunció: «Vamos a firmar ahora mismo la convocatoria de huelga para la jornada número nueve”.

Por su parte, Rubén Alcaíno, presidente de la ACFF y directivo del Zaragoza Femenino, aseguró que “la evolución del fútbol femenino es notable” por lo que “no entiende” la razón de las peticiones en este momento. “Se quiere que la profesionalización llegue en los próximos años pero no se puede olvidar que por encima de la Liga del fútbol femenino, la ACB, la Segunda División masculina son las que estarían por encima en condiciones salariales de cualquier otra disciplina masculina o femenina”.

“Hemos sido los primeros en apostar por el fútbol femenino mucho antes de la llegada de muchos sindicatos. Primero las jugadoras, después los clubes, por lo que no entendemos esa subida exponencial inasumible para muchos de los clubes”, afirmó.

Sin embargo, para Tamara Ramos la oferta del sindicato de futbolistas de rebajar a un 75% sus peticiones es “una línea roja” que no pueden cruzar, razón por la que se mantienen en la decisión de convocar la huelga pues “no cumplir con esta convocatoria de huelga sería una traición a las futbolistas”.

A su vez, el ministro de Cultura y Deportes, José Guirao, dijo en Almería que «hay mucha disparidad» entre los clubes grandes y otros con menos recursos en el fútbol femenino, y expresó su deseo y confianza en que al final las futbolistas de la Primera Iberdrola no vayan a la huelga al haberse alcanzado un acuerdo.

practicodeporte@efe.com




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: