La España de Santi Aldama y Usman Garuba se proclamó campeona de Europa sub-18 tras derrotar a Turquía en una final angustiosa en la que remontaron 13 puntos de desventaja en la segunda mitad (57-53). Quince días después de que la quinta de Carlos Alocén alcanzara la plata sub-20 en Israel, la prolífica cantera española subió a lo más alto del podio. El mvp Aldama (23 puntos, 17 en el tramo decisivo) y el rocoso Garuba (11 puntos, 14 rebotes y 4 tapones) bañaron en oro su sobresaliente campeonato. El alero, de 18 años y 2,11m, formado en la Canterbury Academy de Gran Canaria que emigrará esta temporada a la Liga Universitaria estadounidense (Loyola Marimount) y el pívot, de 17 años y 2,01m, que ya interactua con el Madrid de Laso sellaron en Grecia el cuarto oro español de la categoría y el tráiler de una prometedora película de un futuro.

Incapaz de parar a Kurtuldum (19 puntos), desenfocada desde el perímetro y con Garuba completamente maniatado por la telaraña turca, España se metió en un atolladero en la reanudación. Después de vivir a contrapié durante toda la primera mitad el equipo de Javier Zamora se descolgó de forma crítica en el marcador (23-36, m. 22). La solución de emergencia incluyó un triple planteamiento: un respiro en el banquillo para sacar a Garuba de su claustrofobia, una defensa en zona 2-3 para cortar la hemorragia defensiva y una entrega gremial a Aldama en ataque. Surtió efecto inmediato. El parcial en los ocho últimos minutos del tercer cuarto fue de 19-7 para España (42-43, m. 30).

Un triple de Aldama completó la remontada y puso a los de Zamora por primera vez por delante en el marcador. España comenzó a reconocerse y a Turquía le entraron las dudas. Creció la incertidumbre y flaqueó el rigor. Se acumularon las pérdidas, los lanzamientos forzados y las decisiones precipitadas. El 52-50 se prolongó en el marcador durante una secuencia de posesiones agónicas. A un taponazo de Garuba respondió Bona con otros dos gorros, el segundo de ellos en falta. Y Ardanza opositó a héroe. Con un tiro libre primero y rescatando un triple de Aldama que no tocó aro, el alero del C.B. Canarias colocó a España cinco arriba a falta de 39 segundos. Kurtuldum estiró la rendición turca con un triple, pero otro tiro libre de Ardanza y un rebote providencial de Garuba certificaron el oro español.

Ficha de la final: España, 57 – Turquía, 53.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: