La activista antirracista Jen Reid posa con su estatua. En vídeo, la historia de la estatua crada por el artista Mar Quinn. Reuters | EPV

Una escultura controvertida por otra que también puede llegar a serlo. La estatua de una manifestante negra con el puño alzado, creada por el artista británico Marc Quinn, ha sustituido este miércoles a la del comerciante de esclavos del siglo XVII Edward Colston, que fue lanzada al río en una protesta contra el racismo el pasado 7 de junio en Brístol (el Reino Unido).

La escultura es la silueta de Jen Reid, una manifestante que se subió al pedestal vacío con el puño en alto, justo después del derribo del monumento de Colston hace cinco semanas. Según recoge en una exclusiva The Guardian, el alcalde de la ciudad, Marvin Rees, ha publicado un comunicado que el futuro del plinto donde estaba la escultura del tratante deberá decidirlo «la gente de Brístol». También ha señalado que la obra es decisión de «un artista residente en Londres», a quien «no se pidió» que instalase allí la escultura, ni tampoco se le concedió ningún permiso para ello. El regidor no ha dicho si va a mantener la nueva figura en su lugar o va a ordenar retirarla.

Antes de las cinco de la mañana (las seis de la mañana, hora peninsular española), dos camiones y un equipo de diez personas trasladaron e instalaron, apenas en 15 minutos, la nueva escultura de Jen Reid, que ha asegurado que llevaba semanas trabajando en secreto con Quinn en la efigie, a cuyos pies han colocado una placa con el lema «Black lives still matter» («las vidas negras siguen importando»).. Según el rotativo británico, la aparición de la figura ha sido toda una sorpresa para las autoridades.

Reid, que trabaja como estilista, permaneció junto a su efigie manteniendo el puño en alto: «Esto es simplemente increíble», ha asegurado». «Es algo jodidamente valiente, eso es lo que es», ha añadido. El momento más intenso de la mañana, ha manifestado la activista, ha sido «ver a los niños ponerse junto a mí y levantar los puños. Niños blancos y negros, todos juntos». El artista ha asegurado: «Jen creó la escultura cuando se subió al plinto y levantó el brazo». Ahora, asegura, «hemos cristalizado eso».




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: