La Ertzaintza investiga la muerte de un hombre y una mujer que han sido encontrados este miércoles por la mañana dentro de un turismo aparcado en la calle Santa Teresa, junto al instituto de la localidad guipuzcoana de Mondragón. Aunque la policía vasca no descarta de momento ninguna hipótesis, el hecho de que ninguno de los cadáveres tuviera signos de violencia y de que el coche estuviera arrancado cuando fueron encontrados, induce a pensar que murieron asfixiados por los gases del escape. A la espera del informe forense que despeje las causas de la muerte, la Ertzaintza ha estudiado el vehículo en busca de indicios, como derivaciones de los gases de escape hacia el interior del habitáculo, que inclinarían la investigación hacia una muerte intencionada, aunque parece poco probable.

El coche no había sido aparcado con prisas y se encontraba perfectamente estacionado. Quienes avisaron a la Ertzaintza explicaron que las personas del interior del vehículo parecían estar inconscientes. Los cadáveres corresponden a una mujer de 29 años y un varón de 25, que no presentan señales de violencia. La Ertzaintza ha recibido el aviso de que en el interior de un coche aparcado en las inmediaciones del instituto del municipio había dos personas que parecían estar inconscientes poco después de las 11 de la mañana.

Los servicios de emergencias se han trasladado al lugar y han confirmado que habían fallecido. Ambos eran vecinos de Mondragón. Hasta el lugar de los hechos se han trasladado amigos y familiares de los jóvenes, donde han permanecido hasta que sobre las tres de la tarde se ha procedido al levantamiento de los cadáveres. Los cuerpos han sido trasladados a dependencias del Instituto Vasco de Medicina Legal para que les sea practicada la autopsia.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: