La cúpula militar y el presidente estadounidense, Donald Trump, siguen ahondando en sus diferencias después de que el mandatario la acusara de querer contentar a los grandes contratistas con guerras y de que la élite castrense diera la espalda al republicano tras varias revelaciones sobre el desdén mostrado por los caídos en el campo de batalla.

Este lunes, Trump reconoció en rueda de prensa lo que en Washington es un secreto a voces: «No voy a decir que la (cúpula) militar esté enamorada de mí. Los soldados sí lo están, la gente en lo alto del Pentágono probablemente no porque solo quieren pelear en guerras y que todas esas maravillosas compañías fabriquen bombas y construyan aviones y que sigan felices».




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: