Un poco de hemeroteca: el pasado mes de septiembre el Gobierno de Roma negoció duramente con Bruselas la ley de Presupuestos al estimar que el PIB de Italia, gracias a las reformas introducidas, crecería en el 2019 un 1,5%.

A vuelta de las vacaciones navideñas, el ministro italiano para el Desarrollo Económico, Luigi Di Maio, se mostró convencido de que el país arrancaría. Aseguró incluso que “será posible vivir un boom económico en Italia como en los años sesenta”. Pocas …




Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: