El homenaje de los partidos políticos a Lluís Companys, presidente de la Generalitat durante la Segunda República y fusilado por el franquismo, ha coincidido con la resaca de la notificación de la sentencia y por tanto los símiles entre las dos situaciones han abundado. “Lo volveremos a hacer. No desfalleceremos con el derecho a decidir”, ha dicho el presidente Quim Torra, sin concretar qué acciones llevará a cabo. Torra también ha pedido al Gobierno que reconozca que el fusilamiento fue un crimen de Estado.

Torra, que ha asistido junto con los otros consejeros del Govern, ha recordado que Cataluña vive «una hora grave» tras la sentencia conocida este lunes. La ha vuelto a calificar de «injusta y antidemocrática».»Esta sentencia tiene por objetivo que no se vuelva a hacer, pues lo volveremos a hacer, porque hacer un referéndum no es ningún delito. El derecho a la autodeterminación está recogido en los tratados internacionales que España ha suscrito», ha dicho el presidente catalán.

El vicepresidente y coordinador nacional de Esquerra Republicana, Pere Aragonès, ha dicho en su intervención que encuentra «un filo rojo» entre la situación de Companys y la actual. «Companys ha sido el único presidente escogido democráticamente fusilado por el fascismo. 79 años después, en momentos distintos hay conflictos que persisten. Tenemos al primer Gobierno democrático de Europa en presión también por un conflicto político», ha dicho Aragonès.

Por su parte, el presidente del Parlament, el republicano Roger Torrent, se ha referido al fallo judicial de este lunes contra los 12 líderes políticos y sociales del procés. Tras dejar su ofrenda, ha asegurado que «es una sentencia injusta e injustificable que ha generado un sentimiento de rabia y rechazo». Con todo, el líder de la Cámara catalana ha pedido a los catalanes que encaren la decisión judicial «no solo con el lamento y la resistencia, sino con una propuesta de futuro basada en la libertad, la amnistía y el referéndum».

El PSC no ha participado en la ofrenda como partido político. Sí lo han hecho en su nombre el expresidente José Montilla y el diputado David Pérez, miembro de la Mesa del Parlament. Una portavoz de los socialistas ha explicado que se ha decidido no asistir al acto para «no mezclarlo» con la respuesta a la sentencia que se conoció este lunes.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: