La Diputación de Córdoba ha empezado a revisar sus fondos de arte contemporáneo con una serie de tres exposiciones que abarcan el siglo XX, con cerca de una veintena de obras cada una, extraídas del fondo generado por la labor de patrocinio y mecenazgo que desde el siglo XIX lleva a cabo.

Se trata en conjunto de un «fondo magnífico» en palabras de la responsable de Inventario Artístico de la corporación provincial, María Illescas, ya junto a las donaciones de los artistas becados durante décadas está «enriquecida por las aportaciones de los siglos XVII y XVIII de los centros religiosos ligados a la institución y por el legado del pintor Rafael Botí».




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: