Sociedad

La DGT de Pere Navarro retoma las campañas más duras ante el alza de muertes


“En un accidente de tráfico lo peor no es la muerte”. Con este lema la Dirección General de Tráfico (DGT) ha retomado las duras campañas de concienciación de los años 90 para “sacudir” a la sociedad y ponerla frente a una terrible realidad: el aumento de las víctimas mortales en carretera en los últimos cuatro años.

Han sido el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; el director general de Tráfico, Pere Navarro, y el fiscal coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, quienes han presentado la campaña, conscientes de que la dureza del mensaje puede generar críticas pero convencidos de que puede contribuir a reducir las negras cifras de la siniestralidad.

“En un accidente de tráfico, ¿quién prefieres ser? ¿Quién vive o quién muere?”. Con esta pregunta comienza la nueva campaña de sensibilización y concienciación para la prevención de los accidentes de tráfico. El objetivo de la campaña es generar un debate social sobre los accidentes de tráfico en un momento en el que la tasa de fallecidos ha aumentado por cuarto año consecutivo. Además, esta campaña es el preámbulo de los cambios normativos que se irán produciendo en los próximos meses para intentar reducir la siniestralidad vial.

Grande-Marlaska ha señalado que “con esta campaña hemos querido cambiar el enfoque y no solo mostrar las consecuencias sobre las víctimas después del accidente, sino también dar a conocer cómo es la vida de la persona que lo ha causado… y que sigue viva”. “El anuncio nos sitúa ante una disyuntiva que nos lleva a reflexionar que, independientemente de la opción en la que uno se posicione, verse implicado en un accidente de tráfico tiene consecuencias fatales”, ha indicado el ministro.

La campaña “Vivo o muerto” comenzará a emitirse mañana martes, en los días previos al puente de Todos los Santos, y se desarrollará hasta finales de año en tres oleadas distintas, haciéndola coincidir con desplazamientos masivos por carretera con motivo de las fiestas que se celebran durante estos dos meses.

Para la campaña se han creado varias piezas audiovisuales que serán proyectadas en todo tipo de canales: televisión, radio, redes sociales, cine, exteriores, prensa, digitales, etc. con la idea de amplificar la difusión y llegar al mayor número posible de ciudadanos.

Para radio se han creado dos cuñas informativas y menciones especiales que serán emitidas en emisoras generalistas y de radiofórmula. En prensa escrita podrá verse una gráfica informativa diseñada para ser publicada en los principales suplementos dominicales, en periódicos deportivos, económicos y en prensa del motor.

Además, se ha diseñado una microsite, vivomuerto.dgt.es, en la que el usuario puede interactuar y ver en un plano de 360 grados las consecuencias que tienen los tres comportamientos que suponen los motivos principales de accidentes al volante: el uso del teléfono móvil, el exceso de velocidad y el consumo de alcohol y otras drogas. También se puede participar en la encuesta en la que se presenta la pregunta que da sentido a la campaña y ver el porcentaje de personas que eligen seguir vivo o morir.

La campaña, según el ministro, forma parte de las medidas que quiere poner en marcha su departamento para “hacer frente a la violencia vial” de forma “seria y coordinada” con las partes afectadas, entre ellas las víctimas.

Ha recordado las “durísimas” campañas de hace unos años, como la de “las imprudencias se pagan”, que se difundieron en una etapa en la que la cifra de fallecidos en accidente de circulación superaba los 5.000.

Tras notables descensos consecutivos, en los últimos cuatro años la tendencia se ha invertido, hasta el punto de que este verano el número de muertos ha aumentado un 15 por ciento hasta alcanzar los 259 fallecidos, la cifra más alta desde 2012.

Marlaska ha recordado que 2017 cerró con 1.830 víctimas mortales y ha asegurado que 2018 finalizará con una cifra más alta, con “pésimos” datos que no va a ocultar Interior, cuyo objetivo es “sacudir” a la sociedad y ponerla frente a una realidad terrible para lograr invertir la tendencia.

En su opinión, cientos de muertes podrían haberse evitado, así como muchos de los heridos graves, que el pasado año ascendieron a 9.500. Muertos y heridos en accidentes que dejan familias rotas y proyectos vitales truncados, ha lamentado el ministro.

Por ello, Tráfico ha querido cambiar el enfoque de las campañas para trasladar al conductor las consecuencias de sus actos, pese a que sabe que recibirá críticas y que podrá herir sensibilidades.

“Por un mensaje de móvil o por una última copa no merece jugarse la vida ni destrozar la de los demás”, ha enfatizado Marlaska.

Navarro, por su parte, ha reconocido que le ha impactado la dureza de la campaña, pero “la realidad es más dura”, y ha insistido en que después de cuatro años de subida de la siniestralidad “el manual dice que hay que afrontar de cara los accidentes”, lo que ha compartido el fiscal coordinador de Seguridad Vial.

Los dos spots que se han proyectado en la rueda de prensa cuentan cómo va a ser la vida de una persona que causa un accidente, desde los dolores físicos por sus heridas, hasta la cárcel, la pérdida de su trabajo y la necesidad de tomar pastillas para dormir.

Y no podría mirar a la cara a los padres del niño que murió por su culpa ni podrá mirarse al espejo.

En el otro, el conductor muere por utilizar el móvil. “Se te acabaron los memes y los chistes”, “tus padres nunca se recuperarán”, “tu mujer conocerá a otra pareja” o “no podrás vivir esa experiencia” (la de ser padre) son algunas de las consecuencias del accidente.

Pero “qué más da, estarás muerto, pasarás a ser una estadística”.




Fuente:La razón

Comentar

Click here to post a comment

injerto
injerto