Vista aérea de la ciudad de Almoradí (Alicante) durante la dana de septiembre. En vídeo, Celáa anuncia las inversiones del Gobierno para reparar los daños. Manuel Lorenzo EFE

Los desastres naturales de 2019 han dejado sus peores consecuencias en Estados Unidos, seguido a poca distancia de India, China y Japón, según el informe de la ONG británica Christian Aid. El clima extremo golpeó en todos los continentes «matando, hiriendo y desplazando a millones de personas y causando miles de millones de dólares en daños económicos», indican en un comunicado. La ONG ha identificado los 15 episodios de sequías, inundaciones, fuegos y ciclones más devastadores.

Dentro de ellos se encuentra la dana (depresión aislada en niveles altos, conocida como gota fría) que azotó el Levante peninsular entre el 4 y el 10 de septiembre pasado, dejando tras de sí siete muertos e importantes daños en infraestructuras y viviendas de amplias zonas de Alicante y Murcia. Según sus cálculos, el coste financiero de las inundaciones alcanzó los 2.150 millones de euros. Esta gota fría muestra que se cumplen las tendencias previstas para España por estudios científicos que apuntan a un incremento de los episodios de lluvias torrenciales, añade el documento.

Cada uno de estos 15 eventos causó daños por más de mil millones y siete de ellos alcanzaron los 10.000 millones de dólares (casi 9.000 millones de euros). La ONG advierte de que es probable que estas cifras estén subestimadas, porque en algunos casos «solo incluyen las pérdidas aseguradas y no tienen en cuenta el resto ni los daños por la bajada de la productividad».

El informe relaciona todos estos desastres «con el cambio climático causado por el hombre». Los estudios científicos han demostrado, añade, que el calentamiento global exacerba el episodio como ocurrió con el ciclón Idai en África (Zimbawe, Mozambique y Malawi) y las inundaciones en India y Estados Unidos. El aumento de las temperaturas y la reducción de las precipitaciones se encuentran detrás de que la posibilidad de sufrir incendios se haya incrementado. Además, el calentamiento del agua sobrealimentó a las tormentas tropicales.

La ONG advierte que, aunque el informe se centra en el coste financiero de estos fenómenos meteorológicos extremos, en muchos países en desarrollo el coste humano del cambio climático para las comunidades vulnerables es incluso mayor y afecta de forma progresiva y devastadora a millones de personas en todo el mundo.

Los desastres más costosos fueron los incendios forestales en California, que causaron daños por 22.400 millones de euros, seguidos por el tifón Hagibis en Japón (13.500 millones) e inundaciones en el medio oeste estadounidense (11.200 millones) y en China (10.800 millones). La mayor pérdida de vidas —4.572 en total— las provocaron las inundaciones en el norte de India que mataron a 1.900 personas y el ciclón Idai responsable de la muerte de más de 1.300. El huracán Dorian que azotó en septiembre Norteamérica, especialmente Bahamas, dejó 673 fallecidos y las inundaciones en China de junio y agosto, 300.

En Argentina y Uruguay las inundaciones de enero obligaron a 11.000 personas a abandonar sus hogares, mientras que hubo lugares en Australia donde se recogieron las mayores precipitaciones desde que existen los registros en 1888. En el Medio Oeste estadounidense el agua provocó pérdidas por 10.800 millones de dólares y en Irán 7.400 millones.




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: