España ya no crea empleo a los ritmos altos de años anteriores. La generación de puestos de trabajo va a debilitarse paulatinamente conforme pase el tiempo. Además hay que tener en cuenta que la posible subida de las cotizaciones o el incremento del salario mínimo puede incluso llegar a destruir empleo, advierte el profesor Gay de Liébana. Por eso, pide estabilidad y seguir avanzando en un modelo donde el empleo sea cada vez de mayor calidad.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: