Portada

La Comisión de Garantías de Cs confirma el pucherazo en las primarias y da la victoria a Igea

consultor seo


La Comisión de Garantías de Ciudadanos ha dado la razón a la reclamación de Francisco Igea y le ha proclamado ganador de las primarias de Castilla y León. Lo que tenía que ser una jugada maestra de Ciudadanos en Castilla y León para dar un sorpasso al PP, al fichar a la presidenta del Parlamento de esta comunidad, Silvia Clemente (una política de larga trayectoria), para que fuera su candidata en mayo, ha derivado en una crisis interna sin precedentes. La sospecha de un posible puchezaro en la corta victoria de Clemente sobre Francisco Igea -se impuso en la votación telemática por 35 votos pero el equipo de Igea denuncia la existencia de 81 votos irregulares- llevó a la Comisión de Garantías de Cs de suspender la proclamación de la candidata.





El secretario general de Cs, José Manuel Villegas, ha confirmado posteriormente en rueda de prensa la victoria de Igea con 526 votos por los 479 de Clemente. Pese al revés a la dirección que suponen estos destacados, Villegas ha destacado que el sistema informático que utiliza Cs detectó los votos irregulares, y así constó en el acta final. Ahora Cs ha abierto una investigación interna para saber la identidad de la persona que desde un mismo ordenador emitió 82 votos favorables a Clemente y si algún miembro del partido está implicado en el pucherazo.


La rebelión contra Clemente

El fichaje estrella se torció desde un primer momento, cuando una parte muy significativa del partido en Castilla y León se rebeló contra Clemente al considerar que no podía representar los “valores de Cs” en la comunidad. Un movimiento de resistencia a la decisión de Albert Rivera que ha estado encabezado por el diputado en las Cortes Francisco Igea, con el apoyo del candidato a las elecciones europeas, Luis Garicano. Hoy mismo, Garicano ha felicitado al ganador por “su merecida victoria”.

Con su paso al frente, Igea decidió presentar una candidatura alternativa a la de Clemente -que tenía el apoyo de la cúpula naranja- en las primarias para ser la candidatura a la Junta y convirtió esas elecciones internas en un pulso interno al presidente de Cs. Algo inaudito en un partido en el que el poder de Rivera es absoluto.






Tensión interna

Esa disputa entre Clemente e Igea tensionó internamente el partido porque una derrota de la expresidenta del Parlamento de Castilla y León iba a ser interpretada como un revolcón de la militancia de Rivera. Pero pocos podían imaginar el desenlace fina: un pucherazo. Tampoco Igea y su equipo. En un primer momento el diputado aceptó la derrota pero al comprobar con otros militantes los resultados finales detectaron que había una diferencia de 81 votos entre los tres candidatos que se presentaron, 1013 frente a 1094 votos. A esto se le sumó las “irregularidades”, según el equipo de Igea, que existieron en el patrón de los votos que acabaron decantando la victoria de Clemente.

Los votos llegaron ‪de madrugada‬ (unos 40 votos ‪entre las 3 y las 4 horas‬) y el análisis de su patrón podría indicar que fueron enviados desde una misma IP, confirmando una de las advertencias desde hace tiempo expresadas por sectores de la militancia sobre este sistema de votación telemática: la herramienta informática utilizada por Cs se puede manipular fácilmente, algo que la dirección del partido siempre ha negado.

La crisis de Castilla y León esparce una sombra de duda sobre el sistema de votación interno. “Es algo jodido, genera una desconfianza enorme”, admiten fuentes de la dirección.






¿Hay demasiadas elecciones juntas?




Total votos: 0








Fuente: LA Vanguardia

Comentar

Click here to post a comment