La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha enviado ya al Consejo de Estado nueve de las catorce circulares que regularán las actividades eléctricas y gasistas en España y ha suavizado el recorte a las eléctricas que, en el caso de la distribución estima la reducción en un 6,5 % y en el del transporte en un 7,3 %.

El regulador ha enviado al Consejo de Estado las circulares con la metodología para el cálculo de la retribución a las actividades de transporte y distribución de energía eléctrica, y las de retribución a los operadores de los sistemas eléctricos y gasistas, Enagás y Red Eléctrica de España (REE), respectivamente.

La CNMC ha analizado las alegaciones de empresas y agentes del sector energético, así como los informes que ha emitido el Ministerio para la Transición Ecológica, pero antes de aprobar las circulares definitivas los proyectos requieren el informe preceptivo del Consejo de Estado.

Los borradores de circulares de retribución para las actividades reguladas de los sectores de electricidad y gas reducían la retribución en el caso de la distribución un 7 % y un 8,2 % en el del transporte para el siguiente periodo regulatorio 2020-2025.

 La mayor parte del descenso se debe a la tasa de retribución financiera, que pasará del 6,5 % al 6 % en 2020 y al 5,58 % en los cinco años siguientes

Otras de las circulares que se envían al Consejo de Estado son las de retribuciones para el gestor técnico del sistema gasista, Enagás, y para el operador del sistema eléctrico, Red Eléctrica de España (REE), que en la propuesta inicial de circulares veían elevada su retribución por esta actividad en un 7,9 % y un 21,6 %, respectivamente, en los tres años de aplicación de la regulación (de 2020 a 2023 en el caso de REE y de 2021 a 2024 en el de Enagás).

En la propuesta de retribución inicial que hizo la CNMC para el gestor técnico del sistema gasista, la retribución era de 24 millones de euros/año y para el operador del sistema eléctrico de 58 millones.

REE ve incrementada esa cantidad, que se sitúa entre 71,8 millones de euros anuales y 74,7 millones de euros (en función del cumplimiento de incentivos), en la propuesta que ha enviado la CNMC al Consejo de Estado.

Esto supone un incremento de entre 13,8 millones de euros como mínimo y 16,6 millones como máximo respecto a la vigente.

En el caso de la circular para el cálculo de la retribución del gestor técnico del sistema gasista también se eleva con respecto a la propuesta inicial, pero en menor cuantía, y se sitúa entre 26,17 millones de euros y 27,17 millones de euros en función de los incentivos, lo que supone un incremento mínimo del 6,9 % y un máximo del 11 %.

La CNMC todavía tiene pendiente de enviar al Consejo de Estado las circulares sobre peajes de transporte y distribución de electricidad y gas, que fueron las últimas que se presentaron, y otras que han resultado ser las más polémicas: las de retribución a las actividades de transporte y distribución de gas, y la de acceso y conexión a las redes eléctricas.

El gas es el más afectado por los recortes introducidos por la CNMC en la nueva regulación, que llegan a ser de hasta un 21,6 %, y los representantes de este sector están reclamando que se siga estudiando, puesto que, en su caso, el nuevo periodo regulatorio no comienza hasta 2021, a diferencia del de la electricidad, que arranca en 2020.

La circular que regula el acceso y conexión de las instalaciones de producción eléctrica a las redes se ha convertido en el punto de fricción entre las eléctricas y la CNMC, que pretende que se puedan subastar los permisos que queden libres cuando una compañía cierre una central de generación, a fin de introducir más competencia en la actividad de producción eléctrica.

Sin embargo, las grandes eléctricas defienden mantener esos permisos para poder conectar proyectos de renovables que sustituirían a las fuentes de tradicionales de generación




Fuente: Agencia Efe

A %d blogueros les gusta esto: