Internacional

La cifra de refugiados marca un récord de 22,5 millones | Internacional


La cifra total de refugiados volvió a marcar un nuevo máximo histórico por tercer año consecutivo hasta situarse en los 22,5 millones de personas a finales de 2016, según el último informe elaborado por la agencia de la ONU para los refugiados (Acnur).  El número de personas que residen en el extranjero tras huir de guerras o persecuciones aumentó un 7% con respecto al año anterior, principalmente por el éxodo de 800.000 sursudaneses. El incremento es inferior al de los dos años precedentes (el 12% y el 24%). Más de la mitad de los refugiados proceden de Siria, Afganistán o Sudán del Sur.  Estas cifras se refieren exclusivamente a los refugiados en sentido estricto —aquellos que tienen su estatus legalmente reconocido—. 

Tres países limítrofes con Siria siguen acogiendo a más del 80% de los exiliados por la guerra de ese país, que ya alcanza su séptimo año. 650.000 sirios obtuvieron protección internacional durante 2016, una cifra inferior a la de los tres años anteriores. Turquía continúa siendo el país que alberga más refugiados, casi tres millones, el 99% de ellos sirios. Líbano se mantiene como el país con más asilados sobre su población (uno de cada seis), seguido de Jordania, donde una décima parte de sus habitantes se encuentra bajo protección de la ONU.  Además, decenas de miles de sirios viven en Turquía y Líbano sin haberse registrado formalmente. Suecia sigue siendo el Estado occidental con mayor proporción de asilados en relación con sus habitantes (uno de cada 33). 

El país del que huyó más gente durante 2016 fue Sudán del Sur. El Estado más joven de la ONU —se independizó de Sudán en 2011—, sumido en una guerra civil agravada por la hambruna, ya tiene a una sexta parte de sus ciudadanos exiliados, más del doble que el año anterior. Los países fronterizos, primordialmente Uganda, albergan al 99% de los refugiados sursudaneses, más de la mitad de ellos menores de edad.

A la ralentización en el número de nuevos refugiados se sumó un notable incremento en la cifra de retornos, principalmente a Afganistán. A pesar de que el último año fue el más sangriento para la población civil desde la invasión estadounidense de 2001, casi 400.000 afganos (un 625% más que el año anterior) volvieron a un país en el que los talibanes ya controlan en torno al 40% del territorio.

No solo regresaron afganos. Miles de somalíes decidieron abandonar Yemen, sumido en una catastrófica situación humanitaria con más de dos millones de niños desnutridos y más de 125.000 personas contagiadas por el cólera. La crisis en el país más pobre de Oriente Medio, que comenzó en 2011 con su primavera árabe y se agravó con los bombardeos de la coalición liderada por Arabia Saudí contra los rebeldes Huthi, ha forzado a casi 50.000 refugiados— ante la imposibilidad de cruzar a Arabia Saudí u Omán— a retornar a Somalia, considerado el Estado más fallido del mundo.  

Colombia aún es el país con más desplazados

El número total de gente desplazada de manera forzosa —la suma de refugiados y desplazados internos— también marcó un nuevo récord, al alcanzar los 65,6 millones de personas, 300.000 más que el año anterior. Colombia, en plena transición a la paz, se mantiene como el país con un mayor número de desplazados internos (casi 7 millones y medio).

Además de los refugiados, más de 6 millones de sirios se han desplazado a otras zonas del país—la mayoría bajo control gubernamental—, por lo que más del 55% de la población ha abandonado su ciudad durante la guerra. En el caso de Irak, más de 3 millones de ciudadanos están desplazados por el interior del país, una cifra diez veces superior a la de refugiados iraquíes.




Fuente: El país

Comentar

Click here to post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *