La candidatura impulsada por la entidad independista ANC ha conseguido el 75% de los representantes a la Cambra de Comerç de Barcelona. Según los resultados provisionales facilitados por la conselleria d’Empresa, la candidatura de la Assamblea obtuvo 31 representantes, la impulsada por Enric Cros 5 y la de Carles Tusquests 3. Otro delegado fue a parar a la candidatura 50 a 50.

De confirmarse ese resultado provisional, la ANC obtendría más de la mitad de lo representantes, con lo que podría nombrar al nuevo presidente.


Segunda vuelta

Nueva votación el 7 de junio

A los 40 miembros del pleno que han sido elegidos hoy, hay que sumar las 14 empresas que entran directamente en el mismo a cambio de una aportación voluntaria. Se trata de CaixaBank,
Criteria Caixa, Naturgy, Abertis, Aguas de Barcelona, Banc Sabadell, Banco Mediolanum, Indra, Deloitte, PwC, Hoteles Catalonia, Damm, el RACC y
Magma Disseny. Aunque el voto es secreto, la mayor parte se inclina por dar apoyo a Carles Tusquets, que sigue siendo presidente no ejecutivo de Mediolanum, pero para el puesto en el pleno ha competido con la gestora de inversiones Trea. Enric Crous sólo podría tener el voto del RACC. que preside Josep Mateu, una persona vinculada a Femcat, uno de los grandes pilares de la iniciativa de Crous, junto con Pimec. A cambio de su escaño en el pleno, estas empresas se comprometen a aportar un mínimo de 75.000 euros al año durante cuatro años





Los electos y las empresas que entran directamente suman, por tanto, 54 puestos. Y estos 54 todavía deberán realizar otra votación para elegir entre las listas de Foment del Treball y Pimec a los seis miembros a los que tienen derecho las patronales. El pleno quedará formado entonces poir 60 representantes de las empresas. Y ya entonces, se procederá a votar al presidente y al comité ejecutivo, lo que en principio está previsto para el 7 de junio.

Colas para votar en la sede de la Cambra.
(Xavier Cervera)


Incidente

Pelea entre miembros de la comunidad pakistaní a las puertas de la Cambra

Con una campaña electoral más bronca de lo que cabría esperar en el mundo empresarial, las tensiones afloraron hoy a las puertas de la sede de la Cambra, en la Diagonal. El incidente más grave fue un enfrentamiento entre miembros de la comunidad pakistaní que obligó a intervenir a los guardias de seguridad de la institución. Los empresarios pakistaníes se encuentran divididos entre las candidaturas de Carles Tusquets y Ramon Masià, mientras que Enric Crous ha trabajado más con la comunidad china. Hubo también algunos roces verbales entre interventores y Enric Crous tuvo que renunciar al pequeño acto que había previsto en la sede de la propia Cambra en cumplimiento de la normativa que impide hace propaganda dentro de los colegios electorales.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: