La brecha salarial entre comunidades autónomas sigue ampliándose y oscila entre los 1.965 euros de media del País Vasco y los 1.346 euros brutos mensuales registrados en Extremadura, según se desprende del Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo.

En concreto, según recuerda el informe, el salario medio del conjunto de España ha iniciado un camino ascendente, tras alcanzar los 1.657 euros mensuales y después de más de seis años oscilando entre los 1.633 euros y los 1.640 euros.

Sin embargo, la evolución es diferente según las comunidades autónomas. Así, un total de trece autonomías presentan incrementos en sus salarios medios. De estas, un total de siete (Baleares, Canarias, Cantabria, Cataluña, Galicia, Madrid y Navarra) han alcanzado sus máximos niveles salariales medios registrados en las estadísticas.





Por su parte, en Extremadura, Castilla-La Mancha, Andalucía, Murcia y La Rioja el nivel de la remuneración media se sitúa al menos un 2 por ciento por debajo de sus respectivos máximos.

El análisis global del Monitor Adecco, que profundiza en el grado de satisfacción y en las oportunidades laborales del mercado laboral, ha registrado el cuatro trimestre de 2018 “la variación más alta de toda la serie histórica de este indicador”, tras registrar un incremento interanual del 7,9 por ciento.

Un total de 15 comunidades autónomas han incrementado sus respectivas puntuaciones en el Monitor Adecco. Así, según Adecco, en los 13 años de existencia de esta investigación, “nunca se había alcanzado una proporción tan alta de regiones que habían incrementado su clasificación”.

Baleares, con una calificación de 6,9 puntos, se ha situado a la cabeza como la mejor autonomía para trabajar. Por detrás, le siguen Navarra (6,7) y Madrid (6,6). En el lado opuesto, entre las autonomías con menor clasificación se encuentran Castilla-La Mancha (5), Canarias (5,1) y Murcia (5,3).


Cae el poder de compra

Al tener en cuenta el poder de compra, el Monitor pone de relieve que, desde marzo de 2017, son más las comunidades autónomas que han visto mermada su capacidad adquisitiva que las que la han visto subir. De hecho, un total de 15 comunidades autónomas perdieron poder de compra en el último trimestre del año.





Según la seguridad en el empleo, que mide tanto la siniestralidad como la cobertura de la prestación por desempleo, el paro de larga duración o el tiempo necesario para volver a encontrar un empleo una vez se ha perdido, Baleares ha sido la comunidad con mayor seguridad, seguida de Cantabria y Extremadura.

También se pone de relieve que la reducción del número de parados de larga duración del último año ha contribuido al aumento de la proporción de parados con prestación por desempleo. De hecho, un 61,1 por ciento de ellos ha recibido este subsidio.

Por otro lado, el Monitor señala que el empleo creado en los dos últimos años es lo que ha permitido un ligero aumento de la proporción de empleos cualificados sobre el total, que ahora es un 32,7 por ciento, una décima por encima de la cifra registrada hace un año.

El informe también destaca que España tiene una proporción de ocupados a tiempo parcial del 14,6 por ciento, lo que aleja al país de la media de los países más avanzados de la Unión Europea, donde la importancia del empleo a tiempo parcial es mayor, lo que “permite una mayor conciliación laboral y personal”.

Por último, también señala que en España poco más de 1 de cada 14 trabajadores ocupados se benefician del teletrabajo. No obstante, el número total de ocupados que tienen teletrabajo (7,4%) es dos décimas superior al registrado el año pasado.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: