El legado conservado en Río de Janeiro muestra que la escritora brasileña que el día 10 cumpliría 100 años combinaba Kafka o Tolstoi con novelas de espías o una enciclopedia sobre la familia




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: