Portada

La avioneta accidentada de Emiliano Sala no tenía licencia para uso comercial

consultor seo


La investigación del accidente de avioneta en el que perdió la vida el futbolista

Emiliano Sala
ha determinado que no tenía licencia para uso comercial por parte de las autoridades. El Departamento de investigación de accidentes aéreos del Reino Unido (AAIB) asegura que no podría calificarse como vuelo privado si los costes fueron compartidos, por lo que las regulaciones de vuelos comerciales no podrían aplicarse.

El desaparecido David Ibbotson contaba con una licencia de piloto privada para el Reino Unido y Estados Unidos. Este tipo de acreditación no permite al profesional pilotar vuelos a cambio de una retribución, pero, según el informe, Ibbotson había realizado viajes con anterioridad en tarifas de gastos compartidos.






El informe de la investigación revela que la aeronave encontrada en el fondo marino se encontró dividida en tres partes

Las bases con las que se contrato el vuelo con Sala, de 28 años, no han sido sin embargo esclarecidas. El AAIB indicó que no ha sido capaz de establecer tampoco cuántas horas de vuelo había completado recientemente el piloto, puesto que su diario y libro de vuelo se perdieron en el accidente.

Además, el informe revela que el Piper PA-46 Malibú en el que viajaban, hallado en el fondo marino cerca de la isla de Guernsey, se encontró en un estado “muy dañado”, dividido en tres partes, tal como aparece en las imágenes que salieron a la luz.

Imagen de los restos del avión en el que viajaba Emiliano Sala
(Ho / AFP)

El futbolista argentino, el fichaje más caro de la historia del Cardiff City, desapareció el pasado 21 de enero cuando sobrevolaba el Canal de la Mancha desde Nantes (Francia) con destino a la capital galesa. Su cuerpo y la avioneta se encontraron en el fondo del mar 18 días después de que su rastro se perdiera, mientras que Ibbotson, de 59 años, continúa desaparecido.





Su familia iniciaron una campaña de micromecenazgo ‘online’ con la que han conseguido recaudar 250.000 libras (287.875 euros) para tratar de encontrar su cuerpo. Mientras tanto, la avioneta continúa en el fondo del mar, después de que su recuperación se suspendiera por condiciones climáticas adversas.








Fuente: LA Vanguardia

Comentar

Click here to post a comment