La Asamblea de Madrid aceleró este lunes los trámites para la constitución de la comisión de investigación sobre Avalmadrid. La Mesa decidió admitir la petición registrada por los grupos de izquierda y rechazó pedir un informe jurídico, como solicita el PP, que aclare si la Cámara tiene potestad para investigar la gestión de la sociedad de garantía recíproca entre 2007 y 2018. El Partido Popular aseguró este lunes que acepta la comisión. Al tiempo, anunció que pedirá hoy al presidente de la Mesa, Juan Trinidad, que solicite el informe que se rechazó por la ausencia de un miembro de los dos que tiene el PP.

Un error de cálculo en los nombramientos recientes del PP fue decisivo para que el informe que solicita sobre la idoneidad de la Asamblea para investigar Avalmadrid no saliese adelante. La derecha tiene mayoría en el órgano de decisión de la Cámara —el PP tiene dos miembros, Cs otros dos y Vox uno— frente a la izquierda, representada solo por dos diputados del PSOE. Pero este lunes las cuentas no le salieron al PP. No fue solo que Vox, gracias a quien gobierna, decidiese votar en contra de solicitar el informe. El problema fue que María Eugenia Carballedo, una de las dos populares de la Mesa, fue nombrada consejera de Presidencia de la Comunidad de Madrid y aún no ha sido reemplazada porque su sustituto, Jorge Rodrigo, debe ser ratificado por el pleno.

Cs, que la semana pasada anunció como Vox que apoyaba la creación de la comisión y generó un profundo malestar en su socio de gobierno, este lunes votó junto al PP para solicitar ese informe que retrasaría los trámites. Pero juntos sumaron tres votos, los mismos que PSOE y Vox. Al haber empate, la iniciativa decayó y se dio trámite a la comisión, que podría aprobarse definitivamente el 23 de septiembre y empezar a funcionar a principios de octubre.

Los partidos tienen siete días para manifestar su oposición a la comisión desde la publicación de la calificación de la Mesa en el boletín oficial de la Asamblea este miércoles. Si algún partido se manifestase en contra, la decisión recaería en el pleno, donde solo sería necesaria una mayoría simple —bastaría con los votos de la izquierda junto a los de Vox o la abstención de estos y Cs—. Ante la opinión generalizada de que el PP presentaría un escrito en contra, Alfonso Serrano, portavoz del grupo popular, aseguró este lunes que “el PP no se va a oponer a la constitución de esta comisión”. Con todo, señaló que la investigación “es una herramienta de la izquierda, una maquinaria de picar carne para atacar a la dirigente del Partido Popular”, en referencia a la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, y cuestionó que “haya partidos que se sumen a ese vodevil”.

“Seguiremos insistiendo en la necesidad de que haya un informe”, añadió el portavoz. Serrano anunció que hoy pedirán al presidente de la Cámara (de Cs), como “garante de la transparencia y la neutralidad”, que haga la solicitud a los letrados. “No tenemos ningún interés en retrasarla (la comisión) sino en hacer las cosas correctamente”, aseguró. El portavoz criticó que el PSOE “se ha aprovechado de la ausencia de un miembro de la Mesa para votar en contra de una iniciativa que, de lo contrario, hubiera salido adelante”.

“Huida hacia adelante” 

Para Pilar Sánchez, portavoz adjunta PSOE, la petición del PP es “una huida hacia adelante”. Como recordó la diputada, los letrados de la Asamblea emitieron un documento la semana pasada en el que consideraban que el carácter semipúblico de Avalmadrid no limita el derecho de los diputados a fiscalizar su gestión a través de preguntas parlamentarias. El PP señala que las dudas jurídicas sobre la comisión siguen vigentes porque la empresa, que tiene una participación del 31,07% de la Comunidad es una “sociedad de garantía recíproca y está controlada por el Banco de España y el Ministerio de Hacienda”.

Vox justificó su voto en contra de solicitar la opinión de los letrados porque un informe propio “avala la competencia de la Asamblea para investigar irregularidades en Avalmadrid”, según fuentes del partido. También insistió en que no permitirá “una caza de brujas personal”.

La sociedad de garantía recíproca ha recibido decenas de millones de euros de dinero público en la última década y es la Comunidad quien nombra a su presidente y varios consejeros. Avalmadrid tiene abierto un expediente sancionador del Banco de España. Como informó EL PAÍS, el Banco investiga si esta entidad, que se dedica a facilitar el crédito a Pymes, actuó mal entre 2007 y 2018 al cerrar contratos con empresas relacionadas con sus consejeros o los familiares de estos, no evaluar adecuadamente los riesgos de las operaciones ni hacer un seguimiento correcto.

Entre los contratos que están bajo la lupa está el aval de 400.000 euros concedido en 2011 a MC Infortecnica, una empresa participada por el padre de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, cuya comparecencia en la comisión de investigación no se descarta. El dinero de ese préstamo no se devolvió en su totalidad y Díaz Ayuso aceptó posteriormente la donación de un piso familiar, que quedó así a salvo de posibles acreedores.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram




Fuente: El Pais

A %d blogueros les gusta esto: