La candidatura independentista impulsada por la Assemblea Nacional de Catalunya (ANC) se impuso ayer con claridad en las elecciones de la Cambra de Comerç de Bar­celona, al conseguir 32 de los 40 puestos del pleno, frente a los 4 de Enric Crous, 3 de Carles Tusquets y una de la plataforma de ­mujeres 50 a 50, según los datos provisio­nales avanzados ayer por la Conselleria de Empresa.

Estos resultados, pendientes de confirmar hoy, dejan fuera del ­pleno a dos de los cabezas de lista de las candidaturas en liza: Enric Crous y Ramón Masià. Los datos transcendieron en medio de una gran confusión entre casi el cen­tenar de candidatos que se habían reunido anoche en la Llotja de Mar. Desde la junta electoral se les hizo llegar el mensaje de que la ­publicación de resultados se re­trasaría hasta hoy y algunos em­pezaban a retirarse, cuando los miembros de la ANC –incluidos en la lista ­Eines de País– empezaron una ­celebración y a brindar con cava, en medio de un gran desconcierto. Se anunció la presencia de la presidenta de la ANC. Elisenda Paluzie, para sumarse a la fiesta.





Participaron 17.224 empresas, lo que supone más que duplicar la de anteriores elecciones, pero aun así las cifras no son para echar las campanas al vuelo: un 4% sobre un censo de 423.000 empresas y autónomos.


Elecciones a la Cambra de Comerç

La participación se duplica pero sólo sigue siendo del 4% sobre un total de 623.000 votantes

Salvo un vuelco inesperado, quedará en manos de la ANC la gestión de las aportaciones comprometidas por las 14 empresas que entran directamente en el pleno a cambio de una contribución de 75.000 euros al año durante cuatro años. Se trata de CaixaBank, Criteria Caixa, Naturgy, Abertis, Aigües de Barcelona, Banc Sabadell, Banco Mediolanum, Indra, Deloitte, PwC, Hoteles Catalonia, Damm, el RACC y Magma Disseny. Aunque el voto es secreto, la mayor parte se in­clinaba por dar apoyo a Carles Tusquets, que sigue siendo pre­sidente no ejecutivo de Medio­lanum, pero para el puesto en el pleno ha competido con la ges­tora de inversiones Trea. Enric Crous sólo contaba con el RACC, que preside Josep Mateu, una persona vinculada a Femcat, uno de los grandes pilares de la iniciativa de Crous, junto con Pimec.

Los electos y las empresas que entran directamente suman, por tanto, 54 puestos. Y estos 54 ­todavía deberán realizar otra ­votación para elegir entre las ­listas de Foment del Treball y ­Pimec a los seis miembros a los que tienen derecho las patro­nales. El pleno quedará formado así por 60 empresas. Y ya entonces se pro­cederá a votar al pre­sidente y al comité ejecutivo, lo que en principio está previsto para el 7 de ­junio.

La ANC gestionará las aportaciones comprometidas por las 14 nuevas empresas
(Xavier Cervera)






Con una campaña electoral más bronca de lo que cabría es­perar en el mundo empresarial, las tensiones afloraron por la mañana a las puertas de la sede de la Cambra de Comerç de Barcelona, en la Diagonal. El incidente más grave fue un enfrentamiento ­entre miembros de la comunidad pakistaní que obligó a intervenir a los guardias de seguridad de la institución. Los empresarios pakistaníes se encuentran divididos entre las candidaturas de Carles Tusquets y Ramon Masià, mientras que Enric Crous ha trabajado más con la comunidad china. ­Hubo también algunos roces ver­bales entre interventores y Enric Crous tuvo que renunciar al ­pequeño acto que había previsto en la sede de la propia Cambra en cumplimiento de la normativa que impide hacer propaganda dentro de los colegios electorales.

Antes, Carles Tusquets había anunciado que pase lo que pase no impugnará los resultados. Y Crous prometió que su intención es convertir la Cambra en la “casa común” de los pequeños y medianos empresarios si resulta escogido presidente.








Fuente: LA Vanguardia

A %d blogueros les gusta esto: