Portada

La ANC denuncia que el Gobierno quiere controlar “una vez más” la Cambra de Comerç de Barcelona


La Assemblea Nacional Catalana (ANC) anunció en diciembre que apoyaría candidaturas independentistas para que presidan las cámaras de comercio catalanas. Pero un mes después ya ha encontrado un primer obstáculo: la orden ministerial que hace unos días el Gobierno remitió a la Generalitat y mediante la cual exige una doble certificación para el voto electrónico, además de que se incluya la votación por correo ordinario en las elecciones, convocadas para mayo. Según un documento al que ha tenido acceso La Vanguardia, la Assemblea, está convencida de que con estas medidas el Ministerio de Industria está maniobrando para “controlar una vez más” las trece cámaras en Catalunya y trata de “impedir que una candidatura no oficialista y independentista” pueda llegar a presidir la de Barcelona, que aglutina a más de 400.000 empresarios y autónomos.





La entidad soberanista sostiene que a mayor participación, más posibilidades hay de que presida dicha cámara un candidato independentista. Por eso, “el Estado quiere limitar y condicionar el voto telemático”. El Departament d’Empresa estableció dos únicos sistemas en los comicios: el electrónico –durante seis días- y presencialmente –un sólo día-. Un sistema que agrada a la ANC, ya que “pretende simplificar los trámites y abrir las votaciones al mundo digital: más rápido y participativo”. Y, según la Assemblea, este método más participativo, “pone en entredicho el mantenimiento de las candidaturas oficialistas”.


La entidad cree que Industria quiere limitar el voto electrónico, un método “más participativo”, porque “pone en entredicho el mantenimiento de candidaturas oficialistas”

Con todo, la entidad que preside Elisenda Paluzie cree que con la doble identificación en el voto electrónico el Ministerio intenta dificultar y “limitar aún más la posibilidad de participar de la mayoría de electores, que son autónomos, microempresas y pequeñas empresas”. Una bolsa que, en un principio, votaría mayoritariamente a favor de candidatos independentistas.

Además, el texto de la ANC recuerda que en 2013, tras una denuncia del Centre Català de Negocis (vinculada actualmente a la Assemblea), el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya declaró nulos el 90% de los votos emitidos en las elecciones de 2010, las últimas celebradas. Y el 100% de todos los sufragios anulados fueron los enviados por correo ordinario, mientras que sólo se dieron por válidos los efectuados presencialmente. El voto telemático no estaba contemplado todavía. En aquella ocasión, el TSJC dictaminó que más de 6.500 votos por correo ordinario fueron gestionados por alguien que no eran los propios electores.





La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, y el vicepresidente de la entidad, Pep Cruanyes.
(Bernat Vilaró / ACN)

Pero la ANC cree que el Gobierno español se ha puesto las pilas y ha reaccionado tras conocer que la Assemblea apoyará a cualquier candidatura de empresarios comprometidos con la independencia “y, en buena parte, pymes y autónomos que defienden un modelo de gestión de la Cambra [de Comerç de Barcelona] alejado de los poderes centrales de Madrid”. De hecho, la ANC da lugar a la sospecha y constata en el texto que “el anuncio del Ministerio se conoce después de que tanto la Assemblea Nacional Catalana como el Centre Català de Negocis” hicieran pública su intención de favorecer el nombramiento de juntas independentistas en las cámaras de comercio.

Hasta el momento, son cuatro los candidatos que aspiran a presidir la Cambra de Comerç de Barcelona: el presidente de Numintec, José María Torres, el abogado Ramon Masià, el presidente de Banco Mediolanum, Carles Tusquets, y el exdirectivo de Damm y Cacaolat, Enric Crous.






La ANC recuerda que el TSJC anuló todos los votos por emitidos por correo ordinario en las elecciones a la Cambra de Comerç de Barcelona del 2010

La ANC está decidida a “transformar las juntas unionistas de los organismos o entes profesionales” de Catalunya “en juntas republicanas”. Y en el caso de las cámaras de comercio catalana dejó claro en una nota informativa adelantada por este diario en diciembre que pretende que “trabajen para defender el mundo empresarial catalán y no para defender intereses que vienen de Madrid”, para que “cuando haya una nueva declaración de la república catalana, o una nueva fuga de empresas, los representantes de las cámaras usen su altavoz para apoyar al Govern y explicar a la ciudadanía la verdad sobre las empresas y el país”.








Fuente: LA Vanguardia

Comentar

Click here to post a comment

injerto
SEO CONSULTOR
injerto
SEO CONSULTOR