Portada

La alta mentalización, el rol de los interiores y otras claves de la visita a San Mamés del Barça


Después del triunfo del Real Madrid en el derbi madrileño, el Barça tiene este domingo la obligación de ganar para no ver recortada aún más la diferencia con los madridistas. No lo tendrá fácil ya que visita San Mamés, uno de los campos más exigentes de la Liga, para jugar ante un Athletic regenerado en las últimas semanas. Un duelo en el que la intensidad y las disputas están aseguradas. Estas son las 5 claves tácticas de este importante partido:


1. Máxima importancia al partido

Tras el triunfo del Real Madrid, es de estricta necesidad dar la mayor importancia al difícil encuentro contra los bilbaínos. En este sentido, Ernesto Valverde tendrá una doble labor. En primer lugar, plasmar el mejor once y, por otro lado, hacer un trabajo de mentalización mayor del habitual.





Teniendo por delante una semana sin partidos, pocos retoques habrá en la alineación, fuera de los cambios obligados por lesión o sanción. Parecen claras las entradas de Sergi Roberto, Arturo Vidal y, quizá, Ousmane Dembelé. Sea como sea, el Athletic de Bilbao ha cambiado notablemente con el relevo de entrenador. Juega bastante más directo y menos vistoso, aunque es altamente efectivo.

De hecho, desde la llegada de Garitano, los leones solo han perdido uno de los ocho encuentros ligueros disputados y ninguno en su campo. Así que será un partido duro que requerirá de mucho trabajo futbolístico, así como de alta motivación. Un encuentro mucho más importante de lo que parece por lo que puede suponer a efectos de la clasificación. Máxima trascendencia.


2. Los interiores, claves para el gol

Y aún más sin la presencia de Arthur Melo. El Athletic Club solo ha concedido 12 remates a portería en el 2019, menos que cualquier otro equipo de la Liga. Es por ello que será muy importante moverse muy bien en lo táctico para encontrar ocasiones de gol. El 4-2-3-1 del Athletic de Gaizka Garitano, con doble pivote marcado y una línea de medias puntas muy atacante, hace que tácticamente sea clave el papel de los dos interiores azulgranas. Por su posicionamiento, ya que este domingo será muy productivo si es más abierto de lo habitual. Si lo hacen, obligarán a elegir al doble pivote si separarse o no (ver imagen).





C
(Àlex Delmàs)

En caso de que éstos decidan ir a por ellos, la línea de pase al punta o a la zona del media punta se abre por sí sola. En caso opuesto, los propios interiores quedarán solos, aunque también por la capacidad de sorpresa que puedan tener ya que estarán más libres. Ya sea en disparo o llegando pueden tener algo más de libertad y, en consecuencia, más opciones de gol (ver secuencia).

(Àlex Delmàs)


3. Centrales y pivote siempre en carrera

Detalle muy importante en el partidos contra los vascos. Será imprescindible que tanto los centrales, como el pivote y los laterales reciban las acciones defensivas siempre en movimiento. A poder ser, incluso en carrera.





Las maniobras favoritas del Athletic son las entradas exteriores con velocidad para pasar rápido a zona de remate. A excepción de la posible variante de Raul Garcia, los cuatro hombres más avanzados que alinea Garitano siempre son enormemente rápidos, tanto para correr como para llegar.

Las llegadas al área de los leones son muy difíciles de parar si la activación defensiva no es muy alta. Es como una avalancha de remates con muchos y veloces efectivos. Será importante nunca recibir las marcas parados. Movimiento defensivo para detener el movimiento ofensivo.

(Àlex Delmàs)


4. Mantener amplitud sin Jordi Alba

La baja por sanción del lateral izquierdo azulgrana obligará a Valverde a reubicar jugadores. Salvo sorpresa, será Sergi Roberto quién ocupe tal demarcación. A parte de cerrar defensivamente la banda, el principal objetivo por esa zona será intentar mantener la amplitud y la profundidad habitual del equipo. Algo que no ocurrió en el primer período del último duelo liguero en el Camp Nou donde el de Reus remplazó al de L’Hospitalet.





Ni él ni Coutinho se prodigaron en zonas avanzadas. Ante el Valencia, la pareja Sergi Roberto-Coutinho únicamente tuvo seis intervenciones (tres para cada uno) en el último tercio y el equipo lo notó en ataque.

Tanto es así que el Barça se movió en una anchura media de 46 metros cuando normalmente lo hace en un rango de entre 52 y 55. Es por ello que este domingo se abre la posibilidad de variar la pareja de banda y optar por juntar a un extremo puro como Dembelé o Malcom. Un aspecto absolutamente decisivo que tiene que cambiar este domingo si el Barcelona no quiere volver a provocar el Efecto Embudo. Ser ancho y profundo para no ser previsible.

(Àlex Delmàs)


5. El disparo de Ibai y la rapidez de la línea de medias puntas

La mejoría del Athletic es multifactorial y también responde a aspectos anímicos, pero es una constatación que ha coincidido con la vuelta de Ibai Gómez al club. Su concurso por banda aporta diferentes opciones a un equipo falto de asociación interior. Tiene un disparo prominente y un guante para poner centros.





Se le une una línea de medias puntas de una movilidad elevadísima. Muniain es escurridizo y tiene muy buen uno contra uno (con 55 intentos, es el que más promedia de los leones en Liga) y Susaeta o Córdoba son rápidos a la vez que profundos. El engranaje azulgrana tendrá que estar solvente para detenerlos cuando puedan explotar sus características a los espacios.








Fuente: LA Vanguardia

Comentar

Click here to post a comment

injerto
SEO CONSULTOR
injerto
SEO CONSULTOR