La alta costura destierra los vestidos de cuento de hadas en favor de diseños de ciencia-ficción. Una evolución más allá de encajes, tules y pedrería. Las siluetas arquitectónicas y los tejidos vanguardistas definen hoy a estas piezas extraordinarias.




Fuente: El país

A %d blogueros les gusta esto: