Portada

La alcaldesa de Castelldefels rebaja el ataque del sábado a “una pelea entre jóvenes”

consultor seo


La alcaldesa de Castelldefels, María Miranda Cuevas, ha rebajado el altercado que tuvo lugar el sábado por la noche en el municipio -y que, en un principio, había tenido como objetivo un centro de menores
tutelados que acoge a un grupo de
menas
(Menor Extranjero No Acompañado)- a “una pelea entre jóvenes que fue a más”.

Aunque Cuevas ha matizado, en declaraciones a TV3, que “estudiarán los hechos” y que con la información que obtengan actuarán “en consecuencia”, ha dejado entrever que la postura del consistorio respecto a lo que ocurrió diverge en gran medida con lo que expuso el Departament de Treball el mismo sábado por la noche en un comunicado.






¿Odio?

De la lectura de dicho escrito se podía extraer la idea de que lo ocurrido en Cal Ganxo había tenido como principal móvil un componente de odio. En él se anunciaba, a través de declaraciones del conseller Chakir el Homrani, que el Govern se presentaría “como acusación particular contra los agresores en defensa de los derechos de los menores”, y anunciaba la presentación de “una denuncia a la Fiscalía de delitos de odio”.

El Departament explicaba en el comunicado que un grupo de “unas 25 personas encapuchadas” había atacado el sábado a las 21:30 un centro de menores tutelados por la Generalitat en Castelldefels.


Otra versión

Relataba que los agresores habían causado destrozos en el edificio y habían intentado agredir a educadores y menores. El comunicado explicitaba, además, que momentos antes, un grupo de jóvenes migrantes que volvía al centro y otro del municipio habían tenido una discusión que acabó con lanzamientos de piedras.

La Vanguardia ha podido hablar con un joven que habría presenciado los hechos del pasado sábado. Según este testimonio, ni lo que ocurrió tuvo como móvil un componente de odio ni “nadie iba encapuchado”. Esta persona relata que el grupo de jóvenes que supuestamente atacó a los
menas
lo único que hizo fue “responder a una agresión”.






Respuesta a una agresión

Relata que efectivamente entraron en el edificio, pero para resguardarse “de las piedras y otros objetos” que les lanzaban desde las ventanas.

Este testimonio explica que algunos jóvenes del pueblo acostumbran a reunirse cerca de Cal Ganxo y que el grupo de los menas a menudo “destroza” sus coches. Subraya, además, que entre las personas que supuestamente se defendieron del ataque de los jóvenes tutelados también había menores.


Traslado

La alcaldesa de Castelldefels ha explicado que, efectivamente, el consistorio es conocedor de otros enfrentamientos entre jóvenes del pueblo y algún grupo de menas cuando estos últimos “bajan al centro del municipio”.

María Miranda Cuevas ha añadido que para mañana el consistorio tiene prevista una reunión con la coordinadora de la DGAIA “para gestionar el traslado de este grupo de menas”, ya que éste se encontraba “de forma transitoria” en Cal Ganxo, lugar que “no es el adecuado” para acoger a estas personas.








Fuente: LA Vanguardia

Comentar

Click here to post a comment